Jueves, 23 de noviembre de 2017

Fútbol de locos...

Los datos de “Tansfermarkt” señalan que el París Saint Germain pagó 145 millones más de lo que vale Mbappé y 122 más de lo que vale Neymar; por otra parte, el Barcelona compró a Dembelé por 72 millones más de su valor. (Artículo de Kiko Llaneras, 2. setiembre.2017, ELPAIS). ¿Están todos locos…? Estos tres fichajes se consideran los más “sobrepreciados” de la historia. Curiosamente, los tres traspasos se han pagado con el mismo dinero.

Todos se amparan en idénticos argumentos: “Los fichajes son siempre una apuesta”. Se dan informaciones como que “el Liverpool fichó a Andy Carroll en 2011 por 41 millones (Valorado en tres) y no salió bien. Puede estar ocurriendo lo mismo con Martial, fichado por el Manchester United, llegó al club por 60 millones y sigue valorado en la mitad. Cuando el Barcelona fichó a Ibrahimovic nunca se revalorizó y acabó traspasado por un tercio de su coste.  Es posible que haya ejemplos contrarios, como puede haber sido el caso de Neymar o el de Cristiano Ronaldo (Fichado por 104 millones y valorado en 66 millones), aunque la rentabilidad ha sido evidente en estos casos.

Desde luego que en el fútbol no existe el éxito seguro, Mbappé y Dembelé son jugadores con un gran potencial, aunque no están aún consagrados deportiva ni comercialmente. La ventaja mayor es que son jóvenes, lo que les añade una posibilidad de revalorización. Cuando los equipos pagan más de lo que valen las estrellas, puede constituirse una burbuja que explote en algún momento. En esta marabunta, el Real Madrid no ha fichado jugadores que le obliguen a grandes desembolsos precisamente cuando más está ganando, es posible que las inversiones anteriores ahora las esté rentabilizando. Entre 2003 y 2012 hubo 5 fichajes por encima de los 50 millones de euros; pero desde entonces, ha habido 26. Lo que confirma que, ahora, es más caro fichar. Siendo la edad media de los fichajes de 24 años, los más caros son delanteros… Y, mucho me temo, esta locura no va a parar ni siquiera con el “fair play financiero” de la UEFA… Aunque se habla de “doping financiero” de ciertos Estados que insuflan dinero a ciertos clubs y éstos rompen todos los esquemas que rompen la competencia. De hecho, la Liga Profesional de Fútbol española ha denunciado las prácticas del París Saint Germain por sus estrategias de inversión fuera de lo común… Ya digo, estamos en un fútbol de locos…

Salamanca, 2 de setiembre de 2017.