Domingo, 19 de noviembre de 2017

The New Educational System (y III)

Llegados a la tercera y última parte de este "estudio”, hemos de señalar que la igualdad ha sido un fracaso. Al rebajar el nivel de exigencia académica a la escasa altura de los alumnos desganados (con el loable objetivo de no discriminarlos), las familias lúcidas se han preocupado de elevar los conocimientos de sus hijos; bien porque en sus casas había formación académica suficiente, o porque tenían dinero y estaban dispuestos a gastárselo pagando profesores particulares. Como ninguno de los supuestos anteriores se da en las familias más humildes y con padres desorientados, sus hijos se han quedado rezagados, sin poder demostrar en los institutos sus capacidades. Les hemos negado la oportunidad y el derecho a sacar la cabeza. El resultado es que se han ahondado aún más las desigualdades intelectuales y por tanto sociales.

  -¿Y no hay solución? –se preguntarán ustedes.

  -No los sabemos, doctores tendrá la Santa Madre Iglesia…, en los títulos que les entregamos al terminar la Educación Secundaria Obligatoria han puesto un encabezamiento con letras góticas que dice: “Que sea lo que Dios quiera”. 

El asunto de la motivación pinta mucho mejor, porque están convirtiendo los institutos en platós de televisión, con cámaras en las clases, en los pasillos, en el laboratorio, en los talleres y en el pabellón de deportes. Al nuestro ya han llegado la visera y la bocina del director y una plaqueta para el ordenanza mayor. Sólo faltan las cámaras y retransmitiremos ininterrumpidamente en abierto todos los días lectivos de ocho y treinta a catorce y treinta. Los chicos están encantados.

Justo andábamos terminando este somero “estudio” cuando recibimos el email de un profesor trasladándonos un sencillo ejemplo de la evolución de los diferentes sistemas educativos, que no nos resistimos a incluirlo. 

Plan de estudios de anteayer. Un campesino vende un saco de patatas por mil pesetas. Sus gastos de producción se elevan a los 4/5 del precio de venta. ¿Cuál es su beneficio?

Plan de estudios de ayer. Un campesino cambia un conjunto P de patatas por un conjunto M de monedas. El cardinal del conjunto M es igual a mil pesetas y cada elemento de M vale una peseta. Dibuja mil puntos gordos que representen los elementos del conjunto M. El conjunto F de los gastos de producción comprende doscientos puntos gordos menos que el conjunto M. Representa el conjunto F como subconjunto del conjunto M y da la respuesta a la siguiente cuestión: ¿Cuál es el cardinal del conjunto B de los beneficios? Dibujar B en color rojo.

Plan de estudios de hoy. Un agricultor vende un saco de patatas por diez euros. Los gastos de producción se elevan a ocho euros. Actividad: subraya la palabra “patata” y discute sobre ella con tu compañero. 

La reforma del mañana. El “tio” Ebaristo lavriego latifundista i intermediario es un insolidario que sanrikecio con dos euros al vender espekulando una maya grande de patatas. Analiza el testo y vusca las faltas de sintasi dortografia y de puntuación. Sino las bes no te traumatices que no pasa nda. Escrive tono, politono o semitono con la frase “Que listo el Ebaristo” ydeseguido  enbia unos sms a tus colejas diciéndoles lo que tu les dijieres de estos avusos antidemokraticos. Salu2.