Miércoles, 22 de noviembre de 2017

El fútbol es una pugna...

El fútbol es una muestra representativa de que la técnica florida y la improvisación no lo es todo: “En la pugna entre el arroyo y la roca, siempre triunfa el arroyo, no porque sea muy fuerte, sino porque persevera”. (H. Jackson Brown). Igual que las críticas fáciles proceden de los no deportistas porque se confirma una gran carencia de educación deportiva. Sin duda, se confirma, que “Confesar el mérito de otro es probar que uno lo tiene. Negarlo injustamente, prueba que no pudiendo uno elevarse, pugna por poner a todo el mundo a su nivel” (Ignacio M. Altamirano).

“… la pugna es constante entre hombre y hombre, de uno con cualquier otro; ningún pacto es lo suficientemente firme entre los hombres”. (Erasmo de Rotterdam). Una muestra negativa fue el trayecto contractual que siguió el futbolista Vitolo siendo propiedad del Sevilla, lo contrata un equipo como el Atlético de Madrid al que la FIFA le prohíbe dar de alta su ficha hasta finales de 2017, y mediante un “fraude de ley” incumple la sanción de la Federación Internacional y, además, lo cede a Las Palmas hasta enero 2018. Por tanto, no solo es el deseo del jugador sino que los intereses del Sevilla fueron violentados pues éste, incluso, llegó a acuerdos con el representante que fue papel mojado.

“El éxito requiere de persistencia, la habilidad de no rendirse en la cara del fracaso. Creo que el estilo optimista es la llave a la persistencia”. (Martin Seligman). La constancia en la lucha da muchos más dividendos que la queja constante contra el sistema, el Eibar pudiera ser un ejemplo por cuanto compite abiertamente en la Liga sin quejarse de los presupuestos de unos y otros. Y Gandhi aclara que “La fuerza no viene de la capacidad corporal, sino de la voluntad del alma”. No hace tanto que se propagó que la preparación física no existe en el fútbol, aunque cuando los equipos pierden es la crítica más socorrida. De hecho, el Atlético de Madrid entrena como si los futbolistas fueran auténticos gladiadores, pero ello no les llega para ganar Campeonatos de manera sistemática. Por ello comparto con Miguel Indurain su idea de que “No hay que tener ningún miedo a perder, de hecho, he perdido muchas más carreras de las que he ganado”. El fútbol pugna por la irrenunciable superación, permanentemente…

Salamanca, 31.agosto.2017.