Lunes, 20 de noviembre de 2017

Mi vida y sus aromas

¿Cómo describir los aromas de mi vida sin usar el olfato? Es un interesante reto, esclarecer y transmitir  mis perfumes usando los demás sentidos. Los aromas son la forma más intensa del recuerdo (Jean Paul Sastre) diría, que el olor a madera, el olor a lluvia, el olor de la tierra mojada, el olor a libros viejos, el aroma a hogar, el perfume a madre. Sigue diciendo Sastre: Son como el Bolero de Ravel en su tema central. Una especie de lenta obsesión.

El entretejido de mis días huele a madera. Aroma que se asemeja a la apatía, a terciopelo ajado. Es un perfume que promete ser, pero nunca llega. Sonidos que se escuchan en la distancia, apenas perceptibles e imposibles de ignorar. Nudo de voces, víctimas de apegados  y rutinarios ovillos, exhalando aroma a pesadumbre.

Mi vida huele a lluvia y tierra mojada, a un paisaje ¡tan verde! que por unos momentos olvidas cómo son los demás colores. Mi vida es como un día de tenue lluvia, que parece brisa cuchicheando, humedece el ambiente, no moja, pero tampoco permite que las cosas se queden secas. Mi vida  tiene aroma a día gris, que te invita a caminar porque la temperatura es perfecta para tomar el primer trago de té o  café. Mi vida huele como un día frío que despierta los sentidos, pero no te obliga a encerrarte. Mí vida huele a niños jugando a pisar  charcos desbordados de felicidad.

Mi vida huele a   recuerdos, a habitación que  contiene el calor de los que ya no están, y siguen ahí, porque nunca se han ido.  Mi vida huele a arena huyendo  entre los dedos , a beso anhelado, a amor abortado.  Mi vida tiene perfume a deseo, y silencio, a promesa, a retorno y lo que no llegó .

La sola percepción de estos aromas  me reconforta…nacida en la Galicia de brumas líquidas  dormida en otoño entre, hojas rojizas, verdes o marrones, colocadas caprichosamente aquí o allá… abren mi mente efervescente,  imagina  historias en cada pisada… ¿de quién serán los pasos que hacen crujir las mortecinas hojas? ¿Habrá asepultado el corazón  y  el llanto suena en el ulular  del aire ? … Silencios,  vocaciones agonizantes,  despecho,  muiñeira callada en la fiesta que no volverá  f .

Espero haber logrado transmitirles otra forma de percibir olores de mí vida .

Un sabio dijo: “los olores son más seguros que los sonidos o las imágenes para quebrar los hilos del corazón”