Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Más de 17.000 salmantinos encuentran empleo a través de la Garantía Juvenil

Desde 2013, cuando se impulsó este programa destinado a menores de 25 años, la provincia charra es la que cuenta con más beneficiarios de la región, tras Valladolid y León

La tasa de paro entre los menores de 25 años baja del 40% por primera vez desde finales de 2009

Un total de 101.880 jóvenes de Castilla y Léon ha conseguido trabajo gracias a la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven (EEEJ), que integra la Garantía Juvenil, desde su creación por el Gobierno en el año 2013. En España, 2,17 millones de jóvenes se han beneficiado de estas medidas. En concreto, en torno a 1,42 millones de jóvenes, mientras que el número de inscritos en la Garantía Juvenil supera los 750.000.

Por regiones, Andalucía, con 541.000 beneficiarios es la comunidad donde más jóvenes se han aprovechado de este programa, seguida de Madrid (313.000), Cataluña (262.000) y la Comunidad Valenciana (211.000). De los 101.880 jóvenes de Castilla y León que se han beneficiado de estas medidas de empleo 5.274 son de Ávila; 14.328 de Burgos; 19.879 de León; 6.898 de Palencia; 17.189 de Salamanca; 5.632 de Segovia; 2.925 de Soria; 21.5890 de Valladolid y 8.166 de Zamora.

El empleo entre los jóvenes menores de 25 años crece a un ritmo del 9,56%, más del doble que la media nacional, según los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social. No obstante, los datos de la EPA del segundo trimestre indican que la tasa de paro entre los menores de 25 años se ha reducido 17,4 puntos porcentuales desde su nivel máximo, hasta el 39,53%, por lo que baja del 40% por primera vez desde finales de 2009.

En esta línea, los datos publicados en julio por Eurostat, ponen de relieve que España lidera la creación de empleo entre los jóvenes en la zona euro, con la superación del millón de menores de 25 años trabajando en España. De hecho, en España se ha creado 20% más empleo que en Italia, el 50% más que en Francia y el doble que en Alemania. Pese a esta evolución, el Gobierno recuerda que «aún queda mucho por hacer» y por eso, asegura que se «sigue trabajando en las mesas de diálogo con los interlocutores sociales y también con las comunidades autónomas y los grupos parlamentarios».