Lunes, 18 de diciembre de 2017

Los productos ibéricos se imponen en las parrillas de los salmantinos

Los más demandados son la pluma, la cruceta, el abanico y la lágrima por su jugosidad 
El verano, buen momento para la venta de productos cárnicos

Durante el verano, la época por excelencia de las barbacoas en la provincia, las carnicerías de Salamanca despliegan su amplio surtido de productos para asar. Carnes de ternera, cordero, buey, pollo… o preparados cárnicos como pinchos morunos o hamburguesas son varias de las opciones disponibles. No obstante, “el cerdo ibérico es sin lugar a dudas el preferido por los salmantinos para hacer a la parrilla”, explica Juan Antonio Mendo, presidente de la Asociación de Empresarios de Productos Cárnicos (Aescarne).

Esta elección, a juicio del representante de la asociación integrada en la patronal salmantina, se debe a “la gran calidad de la carne que ofrecen los productores locales y su sabor cuando se asa”. Los productos más demandados del cerdo ibérico son “la pluma, la cruceta, el abanico y la lágrima”, ya que destacan por “tener una versatilidad y jugosidad que no poseen otras carnes en la parrilla”.

Las cifras de consumo de cerdo ibérico, así como de otras carnes para asar, prácticamente “se mantienen similares a las del pasado año”, aunque durante las dos primeras semanas de agosto “se ha notado un alza de los pedidos de carnes de primera, porque los salmantinos hacen un esfuerzo por comprar las piezas de mayor calidad para luego llevarlas a este tipo de eventos y celebraciones”.

Siguiendo al cerdo ibérico, la ternera continúa ganando adeptos, “gracias a la continua petición de chuletones, entrecots y costillares”. La demanda crece “al ser el complemento perfecto a la carne de cerdo dentro de una barbacoa”.

Otro tipo de carne como el pollo “tiene una menor demanda al perder atractivo por ser un producto de consumo frecuente durante todo el año” y se sustituye “por los productos cárnicos artesanos como los pinchos morunos, chorizos para asar o las hamburguesas que resultan muy apetecibles cuando se pasan por la barbacoa”.

Por último, recuerda los diversos beneficios de la inclusión de la carne en la dieta diaria, “al contener proteínas y una gran variedad de vitaminas y minerales” necesarios para el buen funcionamiento corporal y en la prevención de enfermedades como la desnutrición o la anemia, especialmente en personas de avanzada edad.

Fuente: Agencia Pyme.Info