Jueves, 19 de octubre de 2017
Béjar al día

“Cada metro cúbico de agua produce un kilovatio, y eso lo está perdiendo Béjar”

Temas cotidianos que ocupan a la Alcaldía se van consolidando a mitad de legislatura y suponen una esperanza para el desarrollo económico de la ciudad

Alejo Riñones, alcalde de Béjar / FOTO ANA V.

Cuando la experiencia de Alejo Riñones en el cargo de alcalde nos impide abordarle con la pregunta de cómo va la mitad de la legislatura, porque resultaría reiterativo, dada la cantidad de medias legislaturas que lleva a sus espaldas; nos centramos en temas más cotidianos, concretos y a veces polémicos, como el del agua, El Bosque o Covatilla 365.

Él sonríe nos abre las puertas de su despacho y se muestra predispuesto, sin papeles  y con el gesto tranquilo de quien conoce cualquier tema de la ciudad sobre el que queramos preguntarle.

¿Cree que va a haber dificultades de abastecimiento de agua en los pueblos de la comarca, dada la escasez de lluvias de este año?

En la Mancomunidad de Aguas abastecemos a 25 municipios que no tendrán ninguna restricción, hay suficiente agua para abastecer a la ciudad durante todo el año y también a todas las pequeñas localidades que conforman la mancomunidad, incluso aunque no lloviera. Pero el agua es un bien preciado y hay que ser austero con ella, hay que gastar lo que haga falta para el consumo humano y animal, otra cosa es el regadío de huertos o el llenado de piscinas.

Cumpliéndose estas premisas no habrá problemas, aunque sí es verdad que en algunos días puede haber alguna dificultad puntual debido a que en verano se triplica la población en muchos de estos municipios. Tenemos tres depósitos en cabecera, el de los Pinos y el del Castañar, que están canalizados hasta el de Fuentebuena, éste es el que distribuye a los pueblos, hemos tenido una reunión recientemente para que se amplíe este depósito y el de Los Pinos, con el fin de que teniendo más agua depositada en cabecera, cuando los depósitos pequeños de los municipios, al final del día se vayan quedando sin agua, se puedan llenar durante la noche y estén listos para una nueva jornada.

El Ayuntamiento de Béjar tiene todas sus redes al servicio de la mancomunidad, unos 25 kilómetros que llegan hasta municipios tan alejados como Sotoserrano, por eso les sale mucho más barata el agua que a los propios bejaranos, y además el consumo también les sale más barato, por lo que creo que no tendrán queja.

Este Ayuntamiento compró los terrenos para hacer el pantano, se construyó para la ciudad y para que a las industrias textiles no les faltara agua en verano, pero por circunstancias se abrió el melón con Ledrada y ya abastecemos a 25 municipios, a partir de aquí, cualquiera que quiera unirse, que tenga otras posibilidades, tendrá que acogerse a ellas. Además Béjar es una población grande que gasta el 90 % del agua que distribuye y hay 25 saltos de agua, cada metro cúbico produce un kilovatio, eso lo está perdiendo Béjar, no se puede favorecer a otras empresas mientras las minicentrales bejaranas se ven perjudicadas, y no podemos olvidar que parte de la industria textil actual complementa sus ingresos con estas instalaciones y se mantiene gracias a ellas.

¿Qué nos puede contar del proyecto ‘Covatilla 365’?

Es un proyecto que la Diputación de Salamanca, desde su área de turismo, tiene mucho empeño en que se lleve a buen término, en estos momentos tenemos dos actividades en marcha, por un lado el I Campeonato Ibérico de Parapente con despegues desde La Covatilla, que se llevará a cabo en plenas fiestas de la Virgen del Castañar, los días 9 y 10 de septiembre.

Y por otro lado la construcción del bike park. Nos ha costado encontrar la madera para la construcción de los obstáculos y la empresa ha estado trabajando en su tratamiento desde la primavera, ahora ya la tenemos aquí en manos de los trabajadores del Ayuntamiento. Trataremos de ponerlo en marcha con una de las pistas que tenemos autorizadas, si es posible, esta temporada; si la elaboración es más larga, el próximo año.

‘Covatilla 365’ es un proyecto conjunto de la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Béjar, para desarrollar actividades relacionadas con el turismo en la estación de esquí durante todo el año. No podemos olvidar que este es el motor de la ciudad y muchos negocios dependen de su aprovechamiento. Con este proyecto tratamos de romper la estacionalidad. Creemos que una vez que arranquen estas dos actividades fuertes, fuera de la temporada de nieve, surgirán nuevas oportunidades, como los paseos en telesillas hasta la cafetería de la terraza del Canchal Negro, desde donde hay unas vistas espectaculares que ahora sólo los esquiadores disfrutan, y sumaremos otras muchas.

Además animamos a colegios e instituciones a que colaboren con el desarrollo de este paraje precioso y con muchas posibilidades para realizar campamentos de montaña, allí hay instalaciones, se pueden hacer excursiones y muchas otras actividades diferentes a las de ríos y playas.

¿Se ha adelantado Candelario con los despegues en parapente desde El Travieso?

Yo no lo veo así, al contrario, creo que todo suma, a nosotros sólo nos afecta positivamente en el sentido de que ayuda al desarrollo de la zona de Béjar. Los expertos me han comentado que en La Covatilla soplan los cuatro vientos por lo que se podrán realizar despegues venga de donde venga el viento, lo que convierte a este lugar en un sitio ideal para la práctica de este deporte. Y desde luego, si este deporte comenzara a practicarse con asiduidad y mereciera la pena, se abrirían las instalaciones del restaurante, la cafetería y las oficinas.

Queremos que La Covatilla sea también un recurso para la ciudad cuando no haya nieve, se iniciarán actividades que tendrán continuidad y otras que no, pero hay que intentarlo.

 

¿Qué opina de las vistas guiadas que hace el Grupo Cultural San Gil en El Bosque?

Creo que es una falta de cortesía y de ética contra la persona que trabaja allí, en estos momentos el servicio está cubierto y se está jugando con un puesto de trabajo. El Bosque se abre cuatro días a la semana, el miércoles sin visitas guiadas, pero gratuito, como marca la ley. Los viernes y domingos se abre nueve horas y los sábados, ocho. Está bien atendido y no entiendo la actitud de este grupo, a menos, que se quiera cuestionar la profesionalidad de la persona que trabaja allí o se quiera dejar en entredicho a las administraciones.

El Ayuntamiento ha destinado una partida en los presupuestos para la rehabilitación de la ‘casa del bosquero’, además ahora la Junta se suma aportando 50.000 euros más, con estas cantidades quedará rehabilitada completamente y la destinaremos a cafetería, a un pequeño restaurante, tienda de recuerdos y centro de recepción e información al visitante.

También hay dos temas que son muy importantes y ya están definidos y encauzados, la rehabilitación de la huerta y del jardín, mediante dos subvenciones: un taller de empleo de jardinería y una subvención de Fondos Europeos que encabezará la Junta de Castilla y León como copropietaria, que puede ascender a más de un millón de euros. Hay posibilidades reales de conseguirlas, la Junta se está implicando muy a fondo y será su proyecto estrella de este año.

La Covatilla y El El Bosque, apoyados por el resto de recursos turísticos, convertirán a Béjar en un referente dentro del sector del Turismo de Interior.