Jueves, 17 de agosto de 2017

Divide y nos joderás

 

Este cuento ha cambiado tanto , que ya se confunde a Caperucita con el lobo, la madrastra es una santa al lado de Cenicienta , La Bella durmiente va por horas y depende de lo que se haya fumado, Blancanieves se carga a los enanitos y se queda con la mina de diamantes y Bambi no se queda huérfano, la realidad es que no tiene claro quién es su madre.

Y mientras en nuestra realidad, y cuando el poblacho creíamos que ya estábamos equilibrándonos al menos socialmente, aparece el ínclito, y deja escapar por su boca esa frase lapidaria: “ ESPAÑA es una nación de naciones”. 

Lo que le faltaba a los amigos de coleta larga y pensamiento corto, a los joviales dirigentes de ese “país” dentro del mío al que yo solo lo conozco como autonomía , esos electos que juegan con dinero de papá y se permiten el lujo de opinar de los gastos de sus hermanos.

Que fácil es ir de populista, que fácil es jugar con la estabilidad socioeconómica, cuando en las apuestas el riesgo es de él de enfrente. De hecho no me sorprende , en la era de los cobardes refugiados tras las RRSS, algunos se refugian en las masas y si los “palabros “ salen mal , siempre se podrá culpabilizar a los malos entendidos y peor asimilados.

Está claro que el jardín hay que reverdecerlo aunque dejemos sin agua a toda la comunidad, da igual que jardineros nos acompañen en el cultivo, el objetivo es que la foto de nuestro jardín sea la deseada ,total siempre tendremos un “Photoshop “ para retocar.

                Artículo 2

    ◦"   La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas."

Divide et impera, frase de dudoso origen atribuida al dictador y emperador romano Julio César, resume la estrategia con la que los aspirantes a gobernantes de nuestra nación nos dirigen y alientan. 

Consiguen su objetivo enfrentando a distintos colectivos, o echando a la sociedad en general encima de algún grupo en particular. 

Sobran ejemplos: la lucha de clases, maestros versus el interés general, funcionarios contra resto de la sociedad, ateos contra creyentes, castellanohablantes frente a catalanoparlantes,enfermos contra sanos, y todos contra todos si no le ponemos remedio.

La maniobra puede calificarse con distintos adjetivos excepto inocente, fortuita o casual; levantemos el dedo acusador los unos contra los otros, llegando incluso a convertirnos en jauría humana a la caza de quien los politicastros indiquen.  Con ello tratan de desviar nuestra atención de la mierda que los envuelve.