Jueves, 17 de agosto de 2017

La hora de los fiscales

“La justicia de las clases burguesas, fue nuevamente como una red que permitió escapara a los tiburones voraces, atrapando únicamente a las sardinas”

(Rosa Luxemburgo)

ENTRE PUENTES

LA HORA DE LOS FISCALES

    1.- “El Ministerio Fiscal tiene por misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los Tribunales, y procurar ante éstos la satisfacción del interés social.

Este y no otro es el cometido esencial, de dicho ministerio, pero ustedes son testigos como día tras día se vulneran estos principios que deberían ser el santo y seña, de nuestra base democrática, justa, equitativa, que defienda y de confianza a la soberanía nacional, pero a tenor de lo que se vislumbra y se desprende de sus actuaciones, - ser un erudito en la materia-, entiendo, que ha llegado la hora de poner en valor, aquello que tiene estatuido el Ministerio Fiscal, y creemos que a consecuencia de los negros nubarrones, que se ven por el horizonte de esta democracia nuestra, que cada cual interpreta a su manera, debemos considerar, que se abusa de la misma por parte de las personas, que representan la soberanía nacional, utilizando el parlamento español, para ponerse las “botas” con normas legales, hechas en fraude de ley, buscando recovecos y patrañas “legales” con increíble ingeniería jurídica, y fanfarriosas alocuciones desde el atril de oradores, donde uno se sorprende, negativamente, de como dichos cargos públicos, tan solo se preocupan de defender su ideología, su partido, sus personajes individuales.

Posiblemente haya personas, que piensen que todo esta bien como esta, que no quiere un cambio real, que fuera realizado por personas dignas, leales, fieles a sus votantes, honradas, teniendo como aval “la palabra de honor otorgada” cumpliendo con extrema seriedad, pulcritud, y trasparencia lo que juraron y prometieron, - cuerpo de jueces y fiscales incluidos, que lo hagan realidad, expulsando a todos aquellos cargos que no cumplieran su cometido, o mintieran, tratando de buscar su conveniencia, anteponiendo los intereses de su partido a los que en justicia reclama la ciudadanía. Es, la hora de sacar del hemiciclo a los charlatanes, trileros,  palabreros,  farsantes y a sus adláteres, y pongan en practica tolerancia cero, para aquellas personas que, aprovechando su cargo publico electo, se lo han puesto por montera, y realizan todo tipo de contubernio alrededor de su jefe o partido, con el fin de mantener su “colocación”, su asiento en esa poltrona donde muchas ocasiones se encuentra medio vacío, y en otras descubrimos a más de uno perdido en otros menesteres lúdicos, haciendo caso omiso a lo que allí representa, en otras lamentablemente los encontramos dormidos, lo cual da ante la ciudadanía un triste y demencial  despropósito de desconfianza.

¿Entienden sus señorías;- entendemos todos- los que observamos diariamente, el comportamiento y funcionamiento de las instituciones, que tenemos un gobierno democrático?, me temo que no, - no porque lo diga este comentarista- es tan solo porque así lo piensan las personas, sufridoras, silenciosas, mansas, todas aquellas que bajan la cabeza, que no se quieren hacer notar, o quizá porque les da vergüenza expresarse, en los términos, que le dicta su corazón. ¡Tal vez también, se han acostumbrado a vivir entre esta fanfarria política, agria, desconsiderada, enfermiza y degradada!

Pueden tomar como ejemplo, el caso más sangrante, torticero e ignominioso, que han realizado estas personas, que dicen llamarse demócratas, son miembros del gobierno, que votaron publicar el decreto de amnistía fiscal… “Ningún político, asociación de los derechos democráticos, sindicatos, denuncia popular, fiscales, o jueces de oficio, u otros colectivos, que se sepa, no han presentado querella alguna ante los tribunales de justicia”, ¡y, no pasa nada!.. Otra violación más de la C.E de discriminación, de desigualdad e impunidad, ante la Ley. Este acto realizado con premeditación y alevosía, con el agravante de la publicación en el B.O.E debería tener sentencias condenatorias contra las personas, que violan la C.E. con el único objeto ejemplarizante, de que la justicia- las fiscalías, no consienten los atropellos y los abusos, que ponen en solfa la Constitución Española. Pero a todo esto: permítanme la licencia- ¡Ni Caso!... “Y en esas estamos”

Fermín González salamancartvaldia.es          Blog taurinerias