Lunes, 23 de octubre de 2017

Una bicicleta

No he vuelto a oír
la nieve susurrando, hablándole
a las hojas con ternura,
hilando en un murmullo la arboleda,
como en aquella noche
tan lejana,
¿te acuerdas, padre?, en que los dos viajamos
por tu memoria
y lento me llevabas
subido en una humilde bicicleta
atravesando el tiempo
que iba abriéndose
como una mano blanca en la espesura.

(Las voces derrotadas)