Lunes, 21 de agosto de 2017

Sainete en el chiringuito del P P

Ha mentido Mariano Rajoy en su comparecencia ante el al alto tribunal de la Audiencia Nacional que juzga el caso “Gürtel”. Y sus declaraciones ante los abogados y fiscales han sido poco creíbles y a veces con gran cinismo. Rajoy, como siempre, y como su colega pepero el presidente del Senado, Pío García-Escudero, de eso de la contabilidad y de la economía no saben nada !! Y eran los jefes-directores de las campañas electorales del PP en varios años ¡Vaya caraduras, los dos, y cómplices con el abogado y con el propio Bárcenas! ¿Solo sabían de funciones políticas, jajajaaaaaa! ¿Y eso qué es?
A pesar de su arrogancia y socarronería en las declaraciones, M. Rajoy no ha podido quitase de encima la grave sospecha de que es señalado como uno de los destinatarios de los famosos sobresueldos, en “negro”… Y algunos imputados le han acusado de conocer las millonarias donaciones que el partido recibía.
No se de qué nos extrañamos: ya mintió ante la sede parlamentaria durante la moción de censura... Y lo seguirá haciendo.

Este chiringuito no está precisamente en Génova 13, la sede pepera –la de los “discos duros” de los ordenadores de Bárcenas destruidos a martillazos–, sino en la sala de la Audiencia Nacional o en la cárcel de Soto del Real.

Hace unos días me encontré a un amigo, colega de profesión y emigrado a Escocia en los 90, que venía para un congreso internacional de Lingüística a España. Hacía varios años que no nos veíamos, aunque mantenemos contacto por email por cuestiones académicas. Y de sopetón me espetó:

-Me han dicho, y he leído, que el presidente Mariano Rajoy, del PP, está obligado a testificar en persona por el “caso Gürtel” en la Audiencia Nacional.

-Sí; el alto tribunal enjuicia las actividades de la red corrupta del PP en su primera época desde 1999 hasta 2005, en las que Rajoy tuvo muchas responsabilidades en las campañas electorales.

-Pero, si mal no recuerdo, cuatro de sus últimos tesoreros han tenido que responder sobre corrupción y financiación ilegal del partido popular.

-¿Y?

-Pues que en cualquier democracia europea, e incluso internacional, eso sería motivo más que suficiente para una reprobación general del Gobierno de turno o una moción de censura, si siguen mienten y no dan explicaciones claras. Por ejemplo, no dicen ni pío sobre todo lo que se ha gastado con los procesos judiciales y carcelarios de la corrupción del PP.

-Pero les da lo mismo, amigo –le dije–, pues han montado el sainete de “Lapuerta” o el de Fraga, o el de Rita Barberá, que ya les da lo mismo un muerto que otro, o un vivo “desahuciado con un deterioro neurocognitivo", según sus abogados. En la comisión de investigación del Congreso, Fernández-Maíllo, jefe de la “clá” pepera, estaba con cara de póker, y de pocos amigos, dictando por gestos a los declarantes tesoreros lo que tenían o no tenían que hacer y decir. Y así se pasaron todo el rato manipulando la comisión mientras se representaba el sainete “Lapuerta”.

-Lo que sí tiene un daño más que degenerativo es la decencia del PP como partido político, por doparse en períodos electorales en Valencia, Madrid, pasando por Baleares, País Vasco y Galicia.

             

-Pues claro que sí; es que tienen en el trullo a un montón de ex altos y medios cargos peperos acusados de meter la mano en los dineros públicos y privados, por cobrar “mordidas y sobres en b”, por prevaricar y por financiar ilegalmente al partido de la gaviota azul. Hay ya varios ministros y altos cargos del Gobierno reprobados y censurados por el TC (Tribunal Constitucional) y por la  mayoría del Parlamento. Muestra el PP “una dolencia de fatiga y miedo a la reprobación”, porque en temas sociales, de pensiones, de impuestos, de empleo, sanidad y educación, hacen aguas y mantienen su legislación laboral inútil y de recortes. 

Por mucho que cacareen de la actual solidez económica de España, solo les llega para decir que las grandes empresas del IBEX sí lo perciben, pero no los bolsillos de la mayoría de los españoles, y menos los pensionistas y los parados. Unos salarios medios precarios y que han perdido más de 700 euros desde el 2008. La Seguridad Social ha marcado en 2017 otro déficit histórico y seguimos teniendo una alta deuda pública. Quizás exista más estabilidad económica (para clases altas y empresas de envergadura) pero es muy insuficiente para otros millones de españoles. Precisamente Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, que no es ni mucho menos socialista ni podemita ni comunista, ha afirmado categóricamente que “la precariedad impide una más fuerte recuperación económica” ¿Oído cocina: Mariano, de Guindos y Montoro? También Albert Rivera, C´s, el monaguillo, o sastrecillo (por lo de “bajarse” continuamente los pantalones para remiendos peperos), debe escuchar que esa estabilidad de la que tanto pregona y presume Rajoy, es más bien temporal, como la creación de empleo y como el apoyo parlamentario demasiado heterogéneo y “justito” a su techo de gasto.

                       -Y lo más preocupante en este tema –insistí yo– es la inacción del Gobierno del PP. La mayoría de los economistas, con dos dedos de frente, advierten que la pretendida mejora de la economía española no llega aún a los salarios. De seguir así, auguran un pésimo futuro, sobre todo para nuestros jóvenes que siguen apresados por el paro y por los sueldos muy bajos.

-Pero, ¿tú crees que si Rajoy ya mintió en junio durante la moción de censura en sede parlamentaria, no hará lo mismo en sede judicial?

-Sí, eso o decir que no sabe nada. En el PP ya anticipan que su estrategia es alegar ante el tribunal de “Gürtel” que Rajoy desconoce los hechos investigados.

-Vamos –concluyó mi amigo–, que el registrador de la propiedad ajena se va a hacer el sueco, y que pregunten a Laporta, claro…Funesto sainete y pestilente chiringuito este de la carroñera gaviota azul o del charrán pepero, que no se sabe…