Lunes, 25 de septiembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Detenido un conductor que huyó de la Guardia Civil tras arrastrar a un agente

Los agentes detectaron en un control cerca de la frontera que el individuo estaba conduciendo tras haber consumido cocaína
Imagen remitida por la Guardia Civil al hilo de esta información

Un ciudadano de nacionalidad portuguesa fue detenido el pasado domingo en su propio país tras protagonizar una huida desde territorio español que implicó el arrastre con su vehículo durante unos metros de un agente de la Guardia Civil.

Los hechos ocurrieron en la carretera SA-200, donde agentes de la Guardia Civil de Ciudad Rodrigo se encontraban realizando un servicio de seguridad ciudadana. En un momento dado, al acercarse un vehículo hacia ellos, los agentes observaron que el conductor procedió a realizar una maniobra “extraña y evasiva”, según explican desde el cuerpo.

Pese a ello, tras darle el alto, el vehículo se detuvo, procediendo a la identificación del conductor, un súbdito portugués de 42 años de edad de iniciales N.C.P. Debido a la sintomatología que presentaba el individuo y a su nerviosismo, los agentes realizaron un leve registro del vehículo, hallando una dosis de cocaína y restos de haber consumida.

Con la excusa de facilitar a la fuerza a los agentes más droga que llevaba oculta para comercializarla en la zona de Sabugal, el varón se subió a su vehículo, momento que aprovechó para huir del lugar, no sin antes tratar de atropellar a los agentes, llegando a arrastrar a uno de ellos unos metros (en la comunicación de la Guardia Civil no se especifica si hubo consecuencias físicas para este agente).

La Guardia Civil inició la persecución del individuo, alertando del posible paso de la frontera con Portugal. Tras recorrer unos 20 kilómetros en territorio portugués, el conductor abandonó el vehículo e intentó una huida a pie, dándole alcance los agentes de la Guardia Civil, que lo retuvieron hasta que llegaron agentes de la Guardia Nacional Republicana, que procedieron a su detención.

El individuo, que fue entregado en el Juzgado de Guarda, está acusado de los delitos de tráfico de drogas, atentado en grado de tentativa, desobediencia grave y conducción temeraria. Las diligencias de los hechos han sido entregadas en el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 1 de Ciudad Rodrigo.