Viernes, 22 de septiembre de 2017

Vaguada y Plaza de la Palma

El antiguo nombre, calle de los Milagros, le viene de un arroyo, esgueva o alberca que atravesaba la ciudad por la calle de Crespo Rascón

Con la misma situación que hoy tiene, aparece en el plano de 1858, con el nombre de calle de los Milagros. Iba desde la puerta homónima de la muralla, en el suroeste de la ciudad, hasta la calle Ancha.

 
El antiguo nombre, calle de los Milagros, le viene de un arroyo, esgueva o alberca que, naciendo por encima de la puerta de Zamora, atravesaba la ciudad por la calle de Crespo Rascón (antes de la Alberca), pasando por lo que hoy es huerta de las Adoratrices, junto a la iglesia de Santa María de los Caballeros y trasera del palacio de Monterrey. El desbordamiento del arroyo de los Milagros en 1772 produjo el derrumbamiento de gran parte de las viviendas ribereñas. A las aguas pluviales se le unían los sobrantes de las aguas concejiles del Campo de San Francisco, Caño Mamarón, la fuente de la plaza de Santo Tomé o de los Bandos, de las que también se nutria esta esgueva en los tiempos de sequía.
 
El nombre de los Milagros lo tenía porque en la puerta de la muralla (bajo la cual pasaba el arroyo por una portezuela), había, según Dorado Montero, una imagen de Nuestra Señora de esa advocación. Dice textualmente: ‘Los Milagros’ le vienen de los muchos que Dios Nuestro Señor, se ha dignado hacer por la poderosa intercesión de su Santísima Madre, cuya imagen se venera sobre el narro de dicha puerta.
 
Mucho antes de esto se llamaba Puerta de San Lorenzo, porque estaba situada a la falda del entonces arruinado Alcázar de la ciudad, a cuyo lado estaba la iglesia parroquial de San Lorenzo.
 
Fotografías: Antiguas imágenes de la Vaguada de la Palma.
 
Texto extraído de Callejero Histórico de Salamanca.
 
Esperanza Vicente Macías