Domingo, 19 de noviembre de 2017
Béjar al día

El Tribunal Superior de Justicia condena a la Junta de Compensación de ‘El Rincón de la Condesa’

BÉJAR | Ratificada la sentencia del Juzgado de lo Contencioso de Salamanca, “condenado en costas la temeridad y falta de rigor de la Junta de Compensación”

De i.a d. Francisco Montero, presidente de la Junta de Compensación de El Rincón de la Condesa y Alejo Riñones, alcalde de Béjar

El Equipo de Gobierno del Partido Popular hace público un comunicado en el que pone de manifiesto que el Tribunal Superior de Justicia sentencia, una vez más, a favor del Ayuntamiento, en el proceso contencioso-administrativo entre varios propietarios de terrenos de El Rincón de la Condesa y el consistorio bejarano.

Considera que los intereses particulares de Francisco Montero, canalizados a través de la asociación Habeas Corpus, están llevando a enfrentamientos en los tribunales que se pierden sistemáticamente, condenando en costas a los propietarios y haciéndoles malgastar su dinero. 

El Tribunal Superior de Justicia da la razón al Ayuntamiento en el desarrollo urbanístico de La Condesa

En fechas pasadas, por el personaje que se resiste a abandonar la actualidad bejarana se hizo llegar a los medios de comunicación, a través de la asociación ‘Habeas Corpus’,  una opinión que, textualmente, decía lo siguiente:

“Hay otra mala noticia para el Sr. Riñones. La sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Valladolid ha señalado el próximo martes 27 de junio para votación y fallo del recurso presentado por la Junta de Compensación de El Rincón de la Condesa contra el Ayuntamiento de Béjar, un pleito que, asimismo, conlleva factura millonaria y en el que también se han puesto de manifiesto irregularidades por parte del Ayuntamiento”.

Pues bien, aparte de confirmar que adivinar el futuro tampoco es algo de lo que pueda presumir la citada agrupación y sus dirigentes, quienes con tan poco tino como ahínco persiguen a este Ayuntamiento haciéndole culpable de sus lamentables errores y escasa visión de futuro, deben conocer los vecinos de Béjar que el pasado viernes se notificó la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia, sentencia que confirmó la que, a su vez, había dictado el Juzgado de lo Contencioso de Salamanca, condenando en costas la temeridad y falta de rigor de la Junta de Compensación que preside el Sr. Montero y ratificando el acierto de la decisión municipal, referida al proceso urbanístico de La Condesa de Béjar.

La sentencia no sólo descarta que haya habido alguna de las irregularidades que sólo anidan en la mente de quien recurre y pierde pleitos de manera sistemática únicamente por mantener viva una llama de enfrentamiento artificial, sino que desmenuza los motivos por los cuales el recurso presentado por la Junta, además de imposible e inconsistente, estaba plagado de errores y originalidades impropias de un proceso judicial que bien podrían indignar a más de uno si las hubieran conocido a tiempo.

A la vista de la sentencia, que contiene algunos párrafos contundentes que debieran llevar a la Junta a una serena reflexión sobre la estrategia emprendida, con costes y gastos para todos sus miembros, esta corporación se pregunta si, en verdad, todos y cada uno de ellos, arrastrados a tantos procesos judiciales, conocen realmente y con detalle el desarrollo y resultado de los mismos y de las sentencias que se van dictando o si todo es fruto de la obsesión personal de alguna persona a quien no le importan los demás.

Este Ayuntamiento no puede prever el futuro (otros tampoco, a la vista está), pero la próxima sentencia bien podría tener un contenido similar a la de la semana pasada. O sea, más gastos y costes para todos los propietarios de la Junta de Compensación. ¿Hasta cuándo sus miembros aguantarán, con cargo a su bolsillo, las fobias y caprichos de otros?

Pueden, estos señores, estar seguros de que este Ayuntamiento defenderá en todo momento los interés generales de los bejaranos. Ignorar esto es no conocer al  Equipo de Gobierno.

EL EQUIPO DE GOBIERNO DEL AYUNTAMIENTO DE BÉJAR