Sábado, 18 de noviembre de 2017

Los salarios pierden poder adquisitivo mientras los precios de consumo suben un 2,4%

También pierden participación en el reparto de la renta generada en las empresas con una caída del 4,5%, denuncia CCOO
Los precios de los productos de consumo suben más que los salarios

Los salarios pactados en convenio han perdido un punto de poder de compra en los primeros seis meses del año -crecieron un 1,3% hasta junio, mientras que los precios de consumo aumentaron un 2,4% -, al contrario que los beneficios empresariales, que han recuperado e incluso superado su nivel previo a la crisis. “Estos datos demuestran que no solamente la crisis ha provocado que los ajustes y los recortes recaígan sobre los y las trabajadoras, sino que estamos hablando de un modelo económico y social que consolida la desigualdad, un modelo injusto e insolidario basado en la exclusión, la precarización y la pobreza de buena parte de la sociedad, tenga o no salario”, ha denunciado CCOO.

Además de perder un punto de poder adquisitivo - hasta junio, la subida salarial pactada era del 1,3%, un punto por debajo de la subida media de los precios entre enero y junio-, los salarios también pierden participación en el reparto de la renta generada en las empresas, con una caída del 4,5% del salario medio, mientras que la productividad aumenta un 1,3%.

Para CCOO, la pérdida de poder de compra de los salarios, y de su participación en los beneficios de las empresas se explica por la cerrazón de las organizaciones empresariales a permitir que los trabajadores participen de la prosperidad de las empresas, aprovechando la reforma laboral diseñada para devaluar los salarios, por un modelo de crecimiento que prioriza la amortización de la deuda de las empresas sobre la rebaja del desempleo, y por la falta de un presupuesto público que impulse el crecimiento económico.

Para corregir esta negativa evolución, el sindicato defiende subidas salariales que garanticen una mejora del poder adquisitivo y su elevación con respecto a la productividad, y la subida de las pensiones, condiciones imprescindibles para consolidar el crecimiento, recortar más rápidamente el paro y reducir la elevada desigualdad. “Es imprescindible la derogación de las dos reformas laborales porque son las que dan cobertura a una pérdida de derechos  y condiciones laborales. Hay que cerrar el acuerdo de negociación colectiva con la patronal, de manera rápida, y que incluya una claúsula de garantía salarial para frenar la pérdida de poder adquisitivo”.