Lunes, 25 de septiembre de 2017

Agricultura y Ganadería firma un convenio con 15 entidades financieras para facilitar las ayudas por la sequía

El acuerdo instrumenta la gestión y el pago de las subvenciones de bonificación de los intereses que generen los préstamos preferenciales que pueden suscribir los titulares de explotaciones agrarias

Momento de la firma del convenio con las 15 entidades financieras

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, en presencia de la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha firmado hoy un convenio de colaboración con 15 entidades financieras para habilitar la gestión y el pago de las subvenciones que permitirán bonificar los intereses de los préstamos preferenciales formalizados por los titulares de explotaciones agrarias de la Comunidad.

Las entidades con las que se ha firmado el convenio de colaboración son Caja España Duero Ceiss, Caja Rural de Salamanca, Caja Rural de Soria, Caja Viva Rural, Caja Rural de Zamora, Banco Santander, Banco Popular, Sabadell, Caixabank, Cajamar, Ibercaja, BBVA, Bankinter, Bankia y Abanca.

Ayuda a la bonificación de intereses

Los acuerdos adoptados hoy facilitarán a los profesionales del campo la percepción de las ayudas reguladas en la Orden AYG/546/2017 que se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León el pasado 30 de junio. Esta línea de ayuda contribuye de forma significativa a dotar de liquidez a las explotaciones agrarias al bonificar el 100 % de los intereses a agricultores profesionales, cotizantes a la Seguridad Social agraria y con rentas por actividades agrarias que supongan más del 50 % y que tengan suscrito un seguro agrario, y el 50 % a los que no tengan contratada una póliza. En ambos casos, además, debe existir el compromiso de mantener el seguro agrario los próximos tres años.

Los préstamos que pueden ser objeto de subvención son los avalados por la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca) en los términos establecidos por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en la Orden Ministerial de 29 de mayo.

Así, se habilitarán préstamos de hasta 40.000 euros, con cinco años de duración, de los cuales uno será de carencia. En este caso, el Estado se hará cargo del 100 % de las garantías y la Junta de Castilla y León del 100 % de los intereses, siempre y cuando el beneficiario sea agricultor profesional y tenga suscrito un seguro. Se abre, además, un plazo hasta el 15 de octubre para que se contrate cualquier tipo de seguro agrario y tener esta consideración a efectos de la cobertura de intereses y garantías. Si no lo tiene, las bonificaciones serán del 50 %, tanto por parte de la Administración autonómica como estatal.

El préstamo puede alcanzar los 80.000 euros para aquellos titulares de explotaciones o miembros de entidades asociativas que realicen su actividad en el ámbito de la producción láctea, porcina, cunícula o de frutas y hortalizas o aquellos otros sectores que pudieran incorporarse en virtud de la orden ministerial. La subvención ha de dedicarse mayoritariamente a amortizar total o parcialmente otros créditos que tenga en vigor el solicitante. Este tipo de préstamos tendrá diez años de amortización, de los cuales uno podrá ser de carencia.

Como novedad, se habilitará una nueva modalidad de préstamo de hasta 60.000 euros con cinco años de duración y dos de carencia, y se incorporarán nuevos sectores como el lúpulo, el viñedo y los cultivos extensivos.

Condiciones especiales para jóvenes y en El Bierzo

En el caso de los jóvenes, el 100 % de las garantías y de los intereses estarán financiados por el Estado y por la Junta de Castilla y León, respectivamente, si tienen suscrito un seguro, y el 50 % si no lo tiene. En este caso, no se exige el requisito de ser agricultor profesional en lo que respecta a rentas.

En la comarca leonesa de El Bierzo, especialmente azotada por las inclemencias meteorológicas, se establecen préstamos también de hasta 80.000 euros y no se exigirá la condición del 50 % de participación de actividad agraria en el IRPF, ni Seguridad Social Agraria, es decir, no se exige el requisito de ser agricultor profesional.

Ayudas por la sequía

El Consejo de Gobierno del pasado 22 de junio acordó calificar de situación excepcional la campaña agrícola 2016-2017 en todo el territorio de Castilla y León, debido a los efectos adversos sufridos por las explotaciones agrarias de la Comunidad, tras las extremas condiciones climáticas de los últimos meses. Al mismo tiempo, autorizaba a la Consejería de Agricultura y Ganadería a adoptar medidas en forma de líneas de ayuda con las que minimizar los efectos que está desencadenando la situación de sequía prolongada en la economía de muchas comarcas de la Comunidad.

Esta decisión del ejecutivo regional ha permitido a la Consejería de Agricultura y Ganadería convocar dos líneas de ayuda: una que quiere garantizar el suministro de agua a las explotaciones ganaderas en régimen extensivo de aprovechamiento de pastos cuya convocatoria se publicó el lunes en el el Boletín Oficial de Castilla y León y ya puede solicitarse, y otra, con la que se bonificarán los intereses que generen los préstamos preferenciales que los agricultores y ganaderos contraten para contar con la disponibilidad financiera que les permita afrontar la nueva campaña agrícola con liquidez. Los convenios que hoy se suscriben agilizarán la gestión de esta última ayuda.

Anticipos de la PAC

Todas las entidades financieras firmantes se han ofrecido, además, a anticipar, en condiciones preferenciales, los pagos de la PAC en porcentajes variables que oscilan entre el 80 % y el 100 % del importe que percibieron el año pasado. Esto supondrá unos 720 millones de euros de liquidez para el sector.

También se han comprometido a adelantar los pagos de las indemnizaciones de Agroseguro desde mañana, tras agilizarse todas las peritaciones por petición expresa de la Consejería de Agricultura y Ganadería.