Lunes, 25 de septiembre de 2017
Guijuelo al día

El Ayuntamiento busca optimizar el convenio colectivo de los trabajadores municipales

GUIJUELO | El Consistorio aprueba la Cuenta General del ejercicio 2016 de manera anticipada para cumplir holgadamente los plazos legales

El Ayuntamiento de Guijuelo ha celebrado esta mañana una sesión plenaria ordinaria en la que se han tratado diversos asuntos relacionados con la economía municipal y las normas urbanísticas entre otros. El pleno, de rápido desarrollo, ha comenzado con varias aprobaciones referentes a urbanismo, como la modificación de la normativa para la construcción de negocios sensibles en casco urbano, como pueden ser estaciones de servicio de combustible o crematorios. A partir de ahora, el Ayuntamiento decidirá qué parcelas se podrán dedicar a estas actividades, buscando siempre la mayor comodidad de los vecinos. 

Uno de los puntos más importantes de la sesión ha sido la autorización del fondo de contingencia para indemnizaciones al personal municipal. El alcalde, Julián Ramos, ha explicado a petición de la oposición que el Consistorio pretende modificar el convenio colectivo para optimizar el pago de las correspondientes indemnizaciones por enfermedad o defunción a los empleados municipales y sus familias, garantizando el pago de las cantidades estipuladas en la normativa. Para ello, el Ayuntamiento se hará cargo con fondos propios de las indemnizaciones derivadas de enfermades laborales, mientras que de las enfermedades y situaciones de carácter natural se hará cargo una aseguradora externa. El fondo de contingencia se ha utilizado en varias ocasiones en los últimos años, la última de ellas por el fallecimiento de un empleado en activo del Consistorio.

En materia de economía, el Ayuntamiento de Guijuelo ha vuelto a aprobar con antelación la Cuenta General del ejercicio 2016. Se trata de un paso previo al envío de la información al Consejo de Cuentas de la Junta de Castilla y León, que se encarga de fiscalizar a las entidades locales. De esta manera se cumple un año más el plazo con sobrada antelación, mejorando incluso la fecha del pasado año, ya que se aprobó la cuenta general el 31 de agosto. El plazo que tienen los municipios para presentar las cuentas es hasta el 31 de octubre y el Consistorio se muestra ejemplar al respecto.

Todos los puntos del orden del día fueron aprobados por unanimidad.

Finalmene, el apartado de ruegos y preguntas contó con varias cuestiones planteadas por los ediles del Partido Socialista. Uno de los temas fue el estado de las mejoras pendientes en Palacios de Salvatierra, como la instalación de bandas sonoras en la calle de acceso o la rehabilitación del parque. El alcalde indicó que aún faltan permisos de la Diputación de Salamanca para comenzar con los trabajos. Lo mismo ocurre con la futura Ordenanza Municipal de Ruido, que ya está prácticamente terminada y que se está pendiente de la respuesta de la Junta de Castilla y León a algunas modificaciones que se quieren incluir. Por otro lado, el concejal socialista Ramón Estévez, preguntó por los gastos generados por la visita del presidente de la Cámara de la localidad portuguesa de Guarda que tuvo lugar el pasado 3 de marzo. Julián Ramos señaló que se revisarían las cuentas para comprobar que no hubiese errores. Finalmente, se consultó sobre el estado del albergue municipal y su puesta en marcha. El Ayuntamiento se encuentra esperando la licencia de uso por parte de la Junta para la primera fase, que ya está finalizada y ya se trabaja en poner en marcha la segunda fase de trabajos en el edificio.