Domingo, 24 de septiembre de 2017

Siempre se van los mejores

A primera hora de la mañana de este martes una pésima noticia se expandió como la pólvora entre los guadramirenses: Pako Galán, el gran teclista de la Orquesta Kronos, había fallecido la tarde del día anterior en un accidente de parapente. La noticia nos cayó a todos como una enorme losa, sin esperarlo, sin imaginarlo y, sobre todo, sin merecer que llegase ese fatídico desenlace.

Han sido muchos los años que Pako ha visitado la zona (Guadramiro, Vilvestre, Cerralbo, Aldeadávila, Saucelle, La Zarza, Masueco,…) llenándola de alegría, tanto con su música como con los espectáculos que realizaba a mitad de verbena. Era una auténtica gozada poder estar presente para verlo, un privilegio. Y ciertamente, no sólo se había hecho respetar por su gran profesionalidad sino que, además, se había ganado el cariño de todos los que asistíamos a ver actuar a Kronos.

Paradojas del destino, Pako se fue de este mundo un 10 de julio, día de San Cristóbal, santo patrón al que dedicamos las fiestas en Guadramiro, habiendo estado actuando precisamente en nuestra pequeña pero ilustre localidad en la noche del sábado al domingo. Y como siempre, estando de diez en su actuación.

Así, cuando el domingo temprano se marchó el camión de Kronos de Guadramiro, con él se iba la alegría de unos profesionales como la copa de un pino, que habían hecho gozar a toda una comarca con su buen hacer sobre los escenarios. Con su marcha quedaba la esperanza de su regreso al pueblo en el verano de 2018, pero también a otros cercanos donde poder volver a verles este verano.

Desgraciadamente, la vida decidió darnos un tremendo baño de agua fría, helada más bien, para señalarnos que de la alegría y el buen hacer de Pako necesitaban disfrutar en lo alto del cielo, y ciertamente, se fue de este mundo como un ángel, volando, tras habernos hecho volar mentalmente en múltiples verbenas.

Precisamente, uno de los espectáculos de Pako Galán en los últimos años, se iniciaba con una reflexiva introducción en que se hablaba del hombre, de su llegada al espacio,… Ahora, sabemos que al mirar a ese espacio, en esos cielos veraniegos de nuestros pueblos, plagados de estrellas, bajo los que actuaba Pako, hay una estrella más que brilla desde lo alto.

Descansa en paz, y muchísimas gracias por todo lo que nos has hecho disfrutar en todos estos años. Nunca te olvidaremos.