Miércoles, 26 de julio de 2017

Un proyecto-estrella que lleva camino de estrellarse

Durante el pasado debate sobre el estado de la comunidad, el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, no ocultó su especial interés en sacar adelante la Ley que recoge los 177 mapas rurales de la Ordenación del Territorio, cuya aprobación requiere mayoría cualificada de dos tercios del pleno de las Cortes de Castilla y León. Uno por uno, Herrera se dirigió a los portavoces del PSOE, Podemos y Ciudadanos poco menos que exhortándoles a que se avengan a llegar al acuerdo imprescindible para sacar adelante los mapas, sin los cuales la pretendida Ordenación quedará limitada a las 16 áreas urbanas aprobadas mediante una Ley anterior.

Sin embargo, los controvertidos mapas rurales, que en su momento enfrentaron al entonces consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, con los presidentes de varias Diputaciones provinciales, han encallado en su tramitación parlamentaria. Tras consultar a su Consejo de Alcaldes, el PSOE ha dicho que verdes las han segado, ante lo cual el grupo popular, en un intento desesperado de forzar al acuerdo, ha solicitado una nueva prórroga, la cuarta, para presentar enmiendas al Proyecto.

Pero el problema no es solo la postura contraria del PSOE y la reticente posición de Podemos y Ciudadanos. El problema es que al PP deFernández Mañueco los mapas de De Santiago-Juárez le producen un entusiasmo perfectamente descriptible (no se olvide que entre las Diputaciones más críticas estaban la de Salamanca, de la que es titular el reelegido presidente provincial del partido, Javier Iglesias, y la de Segovia, que preside el ahora secretario autonómico del PP, Francisco Vázquez).

Bien se vio ayer cuando, tras reunirse con los nueve provinciales provinciales del partido, Mañueco anunció que el asunto de los mapas se abordara en una reunión intermunicipal del PP a celebrar el próximo otoño, de lo que se desprende que un influyente sector del partido sigue sin comulgar con el texto aparcado en las Cortes. El proyecto-estrella de la Junta lleva camino de estrellarse.