Martes, 26 de septiembre de 2017

Cartas de los lectores

Posición de la Plataforma de Bomberos Profesionales de Castilla y León sobre los bomberos voluntarios

Se está corriendo la voz por Salamanca la queja de un ganadero sobre la “dejadez de funciones” de unos voluntarios de extinción de incendios del Parque de Vitigudino, por el tiempo que tardaron en llenar el camión.

Desde la Plataforma de Bomberos Profesionales de Castilla y León, no queremos entrar a valorar si la intervención fue correcta o no, sobre todo debido a la falta de datos, ni queremos posicionarnos a favor de uno u otro. Solo queremos subrayar que los voluntarios de extinción de Incendio están sujetos a la Ley 4/2007 de Protección Ciudadana de Castilla y león, y a las leyes del Voluntariado tanto de Castilla y León como la española.

En este caso, la ley de Protección Ciudadana, no asigna a estos voluntarios ninguna función concreta más que la de ayudar a los servicios esenciales, léase bomberos profesionales y agentes de la autoridad, por lo que a este ganadero le va a resultar difícil demostrar la dejadez de funciones cuando no tienen funciones asignadas. Pero lo que si puede denunciar es el incumplimiento de la ley puesto que a estos voluntarios cuando realizan tareas estas se deben llevar a cabo bajo la dirección, organización y control de los servicios profesionales. Puede denunciar que no son agentes de la autoridad, puede denunciar que no había bomberos profesionales.

También puede denunciar el incumplimiento de la ley del Voluntariado, puesto que esta ley prohíbe que el voluntariado sustituya las prestaciones a las que estén obligadas las administraciones públicas o a la prestación de servicios profesionales retribuidos, es decir un voluntario no puede realizar el trabajo que deben hacer los profesionales o que la administración está obligada a prestar por medio de trabajadores. Puede denunciar que esta ley prohíbe a los voluntarios cobrar , puede denunciar también que estas asociaciones de voluntarios no están registradas, por lo que no pueden firmar convenios con las administraciones, en definitiva puede denunciar que la Diputación de Salamanca no asume sus competencias en materia de extinción de incendios y salvamento, puede denunciar que los habitantes que viven en el medio rural son tratados como ciudadanos de tercera clase, que ante una desgracia relacionada con las funciones propias de los bomberos, tienen la seguridad de que van a acudir voluntarios, no unos profesionales.

Los motivos para denunciar esta situación deben pasar por esta situación irregular, más que por el hecho de hacer mejor o peor su voluntariado.

Nosotros como PBPCyL, venimos denunciando ante las administraciones la indefensión de la ciudadanía ante lo que consideramos un agravio, quizá va siendo hora que la ciudadanía también haga oír su voz.