Domingo, 25 de junio de 2017

Turismo acuático en la provincia, la opción más refrescante para este verano

En la geografía salmantina se reparten más de 70 espacios vinculados al agua con posibilidades para todos los públicos

Playa fluvial en La Fregeneda, en Vega Terrón / CORRAL

La provincia de Salamanca ofrece a sus visitantes una amplia variedad de experiencias turísticas relacionadas con el agua, con más de 70 espacios acuáticos: piscinas naturales, pozas y embalses, playas de interior en los ríos Duero y Tormes, e increíbles cascadas, como la del Pozo de los Humos. Esta oferta se complementa con la posibilidad de realizar divertidas actividades al aire libre como rafting, piragüismo, kayak o paseos en barco por el Duero internacional.

La provincia de Salamanca cuenta con un amplio potencial natural y paisajístico en conexión con el agua que le permite posicionarse como una de las mejores opciones de turismo acuático durante la época estival en la Península. Así, ofrece más de 70 enclaves, algunos de ellos ubicados en zonas de especial protección para las aves (ZEPA), áreas declaradas Lugar de Interés Comunitario (LIC) y espacios Reserva de la Biosfera. Se trata de espacios acuáticos en los que disfrutar de paisajes increíbles gracias a espectaculares cascadas, ríos, piscinas naturales, pozas y embalses; con actividades al aire libre vinculadas al agua y que se pueden complementar con una relajante jornada en los balnearios de Retortillo y Ledesma.

Destacan, por ejemplo, las playas de interior del río Duero en Aldeadávila (El Rostro), del río Águeda en La Fregeneda (Vega Terrón)  y el río Tormes en Salamanca y Puente Congosto, la Playa de Sotoserrano, del río Alagón, una zona tradicional para refrescarse; increíbles cascadas, como la del Pozo de los Humos o el Chorro en el valle mágico de Las Batuecas; el impresionante embalse de la Almendra, de casi 8.000 hectáreas de superficie; o la piscina natural de Garcibuey, situada en medio de un balcón con vistas a la sierra de Las Batuecas y la sierra de Béjar.

Presas y miradores

En la esquina noroccidental, el río Duero y sus afluentes han excavado una sorprendente sucesión de cañones, sobre los que se han levantado espectaculares presas y saltos hidroeléctricos.

La primera de ellas, la de Almendra, acumula las aguas del Tormes justo antes de unirse al Duero. Es un auténtico mar interior con sus más de 2.600 hm3 de capacidad y ostenta el récord de altura, con 200 metros hasta la coronación de la presa. Otra de las grandes presas es la de Aldeadávila de la Ribera, sobre el río Duero, utilizada como escenario cinematográfico. El último salto se encuentra en Saucelle. También son muestras de esta arquitectura industrial los embalses de Santa Teresa, Águeda, Irueña y el azud de Villagonzalo.

Saltos de agua

El desnivel y encajonamiento del paisaje dotan a la provincia de un amplio número de pequeñas cascadas que se forman en los arroyos en función de la época del año y el régimen de lluvias. Sin embargo también alberga a uno de los mayores saltos de agua de la Península, ubicado entre las localidades de Pereña de la Ribera y Masueco: El Pozo de los Humos. Las aguas del río Uces se lanzan al vacío en un salto de 50 metros de altura formándose así una gran cortina de agua. Sobre el salto de agua se levanta una especie de nube de vapor, unos llamativos vahos que asemejan humos.

El Chorro de Las Batuecas con sus 20 metros de caída, nos hará disfrutar no solo de su impresionante dimensión si no del precioso camino de acceso, su vegetación frondosa, las pinturas rupestres y las antiguas carboneras; o el Pozo Airón, uno de los pocos de España que se puede incluso entrar detrás de la cascada.

Paseos en barco

La provincia de Salamanca pone a disposición de sus visitantes la posibilidad de disfrutar de Las Arribes salmantinas recorriendo en barco sus cañones fluviales. Este paseo permite una visión mucho más cercana de la naturaleza que bulle en una u otra orilla. Los embarcaderos desde los que parten los recorridos náuticos organizados se encuentran en la playa del Rostro, junto a Aldeadávila, y en Vilvestre, en el paraje de La Barca

Piscinas naturales

El paisaje de la provincia de Salamanca alberga zonas tradicionales de baño naturales como pozas y piscinas que permiten disfrutar de las refrescantes y cristalinas aguas que se abren paso en un incomparable marco natural. Es el caso de las piscinas naturales de Villanueva del Conde, San Martín del Castañar, Serradilla del Llano, Aldeadavila de la Ribera en El Rocoso y playa del Rostro, La Fregeneda en Vega Terrón, Valero, etc.

  • Pozo de los Humos en su perspectiva desde Pereña de la Ribera y durante época de lluvias
  • Piragüismo en el Tormes en Salamanca
  • Parque acuático El Rocoso en Aldeádavila de la Ribera
  • Paseos fluviales por el Duero en Vilvestre