Sábado, 19 de agosto de 2017
Béjar al día

Los Hombres de Musgo acompañan la custodia del Santísimo recientemente restaurada

BÉJAR | Una fuerte presencia policial se ha dejado sentir durante los actos procesionales y en la cantidad de calles adyacentes valladas y con furgones de los Cuerpos de Seguridad del Estado

Los Hombres de Musgo alivian el calor con cubitos de hielos en sus manos

Con calor desde primera hora de la mañana, pero cumpliendo con la tradición, seis hombres se han vestido de musgo para participar en la procesión del Corpus Chriti.

Cerca de cinco horas desfilando por las calles de Béjar, combatiendo las altas temperaturas, asistidos en todo momento por personas que les vertían agua sobre el musgo y les proporcionaban cubitos de hielo que llevaban en las manos hasta que se derretían, tratando de hacer más llevadero el largo camino que han tenido que recorrer esta mañana.

También ha sido duro para el séquito de mujeres con mantilla, hombres trajeados, niños de comunión, sacerdotes, monaguillos, maceras y capistas, que estoicamente han lucido paños y terciopelos bajo el sol abrasador, lo que ha provocado algún golpe de calor y alguna lipotimia que ha sido atendida rápidamente, por los servicios de Protección Civil.

Además, este año, las altas temperaturas han hecho que las autoridades hayan realizado mayor número de turnos portando la insignia nacional y se han visto más relevos, en los que además de los miembros del esquipo de Gobierno han participado dos representantes municipales de Tú Aportas Béjar y la portavoz de Ciudadanos.

Las alfombras de sal han cumplido su misión ornamental, pese a los contratiempos que ha sufrido, en los días anteriores, la confeccionada en la calle Las Armas, que ha requerido varias reconstrucciones, debido a que una primera vez se mojó y una segunda vez fue estropeada por el incivismo de varias personas adultas que fueron descubiertas por algunos vecinos. La confección de los 100 metros de longitud de esta alfombra, por dos de ancho comenzó el pasado día 14.

La procesión del Corpus y los Hombres de Musgo ha contado este año con una fuerte presencia policial, que se ha visto reforzada por varias dotaciones llegadas de fuera, además de vallas y furgones en las calles adyacentes, lo que ha hecho pensar que se han tomado medidas excepcionales debido a la alerta cuatro, en la que se encuentra el país y en previsión ante la gran cantidad de turistas que se acercan a la ciudad para contemplar esta fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, así como a la alta participación ciudadana que asiste a este acto procesional.

La custodia del siglo XIX que acoge al Santísimo, y el templete, han lucido en todo su esplendor, recientemente restaurados. El templete ha sido desmontado hace unos meses y trasladado al conocido taller de Victoriano Martín Portillo, que trabaja para varias orfebrerías y damasquinados de Toledo, lugar en el que está ubicado. Se ha intervenido en su parte inferior, recortándolo para adaptarlo al sistema de alzado de la plataforma de la custodia y se han dorado algunas de sus partes para que no sea monocromo y combine a la perfección con el oro de la propia custodia, que también ha sido restaurada. El presupuesto aproximado ha sido de 8.000 €, que corren a cargo de la parroquia con los donativos de los fieles.

Como curiosidad, lo que pocos saben es que este trono, tiene en su interior, ocultas a la vista, un juego de campanillas que van rindiendo homenaje con su música al Santísimo, y que por el rumor de la calle sólo escuchan quienes se encuentran muy próximos al paso.