Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Fuentes de Oñoro recrea su Batalla de 1811 con solemnidad y una intensa lucha cuerpo a cuerpo

FUENTES DE OÑORO | Los cañonazos hicieron retumbar la localidad al igual que el sábado en Miróbriga

(> A lo largo de la tarde dominical publicaremos una información con varios pequeños vídeos de las recreaciones en Ciudad Rodrigo y Fuentes de Oñoro).

Tras la completa jornada que vivió Ciudad Rodrigo a lo largo del sábado recordando cómo fue la liberación de la ciudad en enero de 1812 por parte de las tropas aliadas, en la mañana del domingo la atención se trasladó a Fuentes de Oñoro, donde fue turno para recrear la histórica Batalla que se desarrolló en esa localidad unos meses antes, en mayo de 1811, cuando Ciudad Rodrigo estaba tomada por las tropas francesas.

En este caso, a Fuentes de Oñoro le tocó defenderse de los franceses, que iban camino de Portugal para abastecer a sus tropas cercadas en Almeida. Esa defensa de Fuentes de Oñoro corrió a cargo de ingleses, portugueses y españoles, que lucharon en las calles del Poblado Viejo de la localidad cuerpo a cuerpo con los franceses, tal y como ocurrió en la mañana del domingo.

Previamente al inicio de la Batalla, hubo un solemne acto de recuerdo a los protagonistas de los hechos de hace 200 años, mucho más completo que el desarrollado en Ciudad Rodrigo en la mañana del sábado. Ese acto se desarrolló junto a la Iglesia vieja de la localidad, donde está situado un monumento de homenaje a las víctimas.

En torno al mismo se alinearon la mayor parte de los recreadores, que se fueron desplazando en el primer tramo de la mañana del domingo desde Ciudad Rodrigo, donde habían dormido en los campamentos repartidos por el Paseo Fernando Arrabal y el campo de la Pulga.

El acto fue guiado por el alcalde de Fuentes de Oñoro, Isidoro J. Alanís, que habló en dos idiomas, español e inglés, para que todos los asistentes se enterasen de lo que estaba diciendo. Ese acto se reabrió pasando revista a las tropas participantes, antes de guardar un minuto de silencio en memoria de los caídos hace 206 años.

A continuación, el alcalde de Fuentes de Oñoro y el alcalde de Ciudad Rodrigo, Juan Tomás Muñoz -también estuvo el presidente de la Câmara Municipal de Vilar Formoso- depositaron una corona en el monumento a los caídos, mientras que las tropas inglesas dejaron dos pequeñas coronas de poppies, todo ello mientras sonaba una pieza musical interpretada por el tamborilero Juan Antonio Muñoz.

El acto continuó con los himnos nacionales de los cuatro países implicados en la Batalla: Reino Unido, Portugal, Francia y España. Tras unos vivas a esos mismos países, y el agradecimiento de Isidoro J. Alanís a los que han hecho posible la recreación (en Fuentes de Oñoro ha sido coordinado por Susana Pérez), las tropas se fueron al campo de batalla, donde se emplearon los mismos cañones que habían hecho retumbar Ciudad Rodrigo en la tarde del sábado.

En Fuentes de Oñoro también causaron impresión, teniendo la oportunidad los asistentes de vivir muy de cerca además de esos cañonazos los enfrentamientos entre las tropas por las calles de la localidad, tanto con rondas de disparos como con enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Por cierto, que en uno de los lugares de la batalla se había montado una carpa-bar para todos aquellos espectadores que quisieran refrescarse, ya que la mañana fue de nuevo muy calurosa.

Al igual que en Ciudad Rodrigo, en Fuentes de Oñoro hubo Bomberos vigilando el combate por si había algún incidente, teniendo que intervenir al menos en un par de momentos al prenderse unas pequeñas llamas. Tras una dura mañana de combates, se dio por finalizada la Batalla, así como la Recreación Histórica Internacional de todo el fin de semana.