Domingo, 25 de junio de 2017
Las Arribes al día

La fiesta en El Monte hace de prólogo a un San Juan de muchas y fuertes emociones

HINOJOSA DE DUERO | Cientos de personas acudieron a este encuentro campero salpicado por la emoción de las carreras de los jinetes y la bravura de las reses

El público pudo presenciar alguna carrera bonita en El Monte

Decenas de hinojoseros acudieron este sábado a El Monte para participar en esa tradicional fiesta campera, prólogo de unas fiestas de San Juan que discurrirán entre los días 23 y 25 de junio. Sin distinción de edad, cada cual buscaba cobijo bajo las centenarias encinas de Hinojosa para intentar ‘distraer’ al calor durante el desarrollo de esta fiesta campera de orígenes taurinos, de cuando el ganado se corría a campo abierto.

Pero de aquellas carreras con decenas de vacas ‘bravías’ y de mozos valientes queda tan solo el recuerdo. La fiesta en El Monte ha pasado a convertirse en un excelente momento para la compañía, para el encuentro de hinojoseros que presienten la llegada de sus fiestas patronales, para disfrutar de su gastronomía tradicional y, sobre todo, de la amistad.

Aun así, este festejo permanece fiel a sus orígenes taurinos, ahora con caballistas que intentan plasmar en la retina del público la plasticidad de sus cabalgaduras al galope. También, y en la otra parte de esta fiesta, están las peñas de jóvenes y de otros no tanto, que ponen colorido al agostado pasto este año de la dehesa.

Entre tanto, lejos de la emoción de la pubertad y de quienes a pesar de los años aún se sienten mozos, los entrados en años aprovechaban la sombra de las encinas para dar cuenta sobre el mantel de los mil y un manjares, fruto de estas tierras del queso, de los embutidos y afamados dulces, todo un maridaje que complementa la pinta de vino que fluye de botas curtidas por el tiempo.

El sol está en todo lo alto y el bullicio surge de cada rincón cuando las finas siluetas de las garrochas ponen un mayor acento campero a la dehesa. Los caballistas acaparan casi todas las miradas, especialmente de los más jóvenes, que ya se ven reflejados en el futuro a lomos de su caballo.

Después llegaba la parte gastronómica de esta fiesta, paella para más de 300 personas preparada por Paellas David por cortesía del Ayuntamiento de Hinojosa. Pero esto era solo un aperitivo, pues en cada mesa se sumaban tortillas, empanadas, hornazos y, por supuestyo, el queso de Hinojosa.

Concluida la fiesta campera, toros, jinetes y caballos seguirán siendo protagonistas, junto a la bandera, los próximos días. Hoy, preludio de San Juan y del solsticio de verano, solo es el esbozo de un pretérito cercano, porque mucho más lejos quedó el origen de los tiempos. La fiesta comienza.

PARA VER EL PROGRAMA FESTIVO, PINCHAR AQUÍ

Ver más imágenes: