Viernes, 21 de julio de 2017
Las Arribes al día

Abaduero pone de relieve la necesidad de explicar a la sociedad la “realidad” del lobo en la actualidad

El Consejero de Fomento y Medio Ambiente abordará el día 30 en Bruselas una flexibilización de la aplicación de la Directiva europea que distingue el grado de protección  

Agustín Noriega durante su ponencia en la jornada convocada por Abaduero / CORRAL

Según el censo realizado por la Junta de Castilla y León en 2014, en esta Comunidad autónoma se contabilizaron hace tres años 179 manadas de lobos, el 60% de las distribuidas por toda España. De estas, 152 se situaban al norte del Duero y 27 al sur. De estas últimas, tres se ubicaban en la provincia de Salamanca y protagonizaron más de 180 ataques en 2015. Entre enero y abril de 2016 fueron denunciados 110 ataques, mientras que en 2017, en ese mismo periodo se contabilizaron 56.

En la parte norte del Duero, donde el lobo está considerado como especie cinegética, el cupo de caza permitía abatir este último año 143 ejemplares, aunque la cifra real han sido 83 y a pesar de que cada año este dato ha ido incrementándose, señaló Agustín Noriega, técnico del Servicio de Espacios Naturales.

Estos son algunos de los datos ofrecidos por técnicos de la Junta de Castilla y León, y que más de 150 ganaderos de la comarca de Vitigudino conocieron este jueves en la jornada convocada por Abaduero en el salón de actos del Centro Cultural de Vitigudino. Al acto acudieron representantes de Asaja, La Alianza UPA-COAG y de la UCCyL, que mostraron su desacuerdo con algunas de las iniciativas de la Consejería de Medio Ambiente para la gestión del lobo, aunque valoraron de forma positiva la “voluntad del consejero”.

Con estos número es difícil concluir que el lobo se encuentre en peligro de extinción, como manifestaron desde Abaduero y representantes de las organizaciones agrarias, por lo que rechazaron la versión ambientalista refrendada la semana pasada por el Congreso con la aprobación de una Proposición No de Ley para que el lobo sea considerada especie de interés al norte del Duero y especie protegida al sur, lo que significaría una protección completa de la especie en toda España.

Para Guillermo González, de UPA-COAG, la catalogación del lobo como especie cinegética al sur del Duero supondría que la responsabilidad de los daños por los ataques recaería la mayoría de las ocasiones en los cotos de caza, como sucede en la zona norte, por lo que Jesús Manuel González Palacín, Coordinador General de UCCL, consideró necesario que la especie tenga espacios propios de reserva para evitar conflictos con la ganadería.

Flexibilización de la Directiva europea

 

En esta jornada informativa, Agustín Noriega, técnico del Servicio de Espacios Naturales de la Junta, puso en evidencia la presión a la que están sometidos por los grupos ecologistas, “pendientes de una coma mal puesta en la redacción de una norma para tumbarlo todo”. Asimismo, informó de la reunión que el próximo 30 de mayo mantendrá el Consejero de Fomento y Medio Ambiente, Suárez-Quiñones en Bruselas para tratar de flexibilizar la normativa que permita una gestión más adecuada de la especie al sur del Duero, aunque no pudo precisar en qué consistirán esas propuestas flexibilizadoras, como requirió el presidente de Asaja Salamanca, Juan Luis Delgado, tras haber conocido en la Mesa del Lobo los 15 puntos que llevará el consejero en su agenda.

Esta medida llega ante la dificultad que supondría modificar la Directiva europea que distingue el grado de protección del lobo bien se encuentre este al norte o al sur del Duero, aspecto difícil de discernir si se considera como una sola población de la especie.

Como conclusión a las distintas intervenciones, quedó de manifiesto la necesidad de sensibilizar y dar a conocer a la sociedad la realidad del lobo en la actualidad, tanto en el crecimiento de sus poblaciones como los conflictos que genera su llegada a espacios dedicados a la ganadería en extensivo.  

Por último, jornada concluyó con la proyección del vídeo ‘La incompatibilidad del lobo con la ganadería extensiva’ realizado por Producciones Isopro.