Sábado, 24 de junio de 2017

Arriba y abajo

Mientras el Presidente de los Estados Unidos de América y el de Rusia se enzarzan en discusiones bizantinas sobre la situación en Turquía, Irán, Irak o Siria y se saltan a la torera los acuerdos de alto el fuego; los cientos de miles de afectados directos por sus bravuconerías se ven obligados a poner en riesgo sus vidas y huir de la violencia y la guerra

Mientras que aquellos que son considerados como las mayores fortunas del mundo siguen ganando cada año más dinero y lavando su imagen con ingentes donaciones caritativas; millones de personas trabajan y vive en condiciones de semi-esclavitud, cuando no de esclavitud total, sin oportunidad alguna para cambiar sus vidas, para romper el círculo de la pobreza.

Mientras el 47,3% de la población mundial tiene acceso a Interne y mientras el 51,3 utiliza un teléfono móvil[i]; casi la mitad de los seres humanos no saben lo que son esos inventos del “hombre blanco”.

Mientras mucho de nuestros niños y niñas tienen exceso de peso, casi 800 millones de personas pasan hambre a diario. Mientras nos dicen que nos medicamos en exceso, 200 millones de niños y niñas menores de 5 años no reciben la atención médica básica que necesitan y casi 10 millones mueren al año por enfermedades fácilmente tratables como la diarrea o la neumonía.

Mientras nosotros nos preocupamos por el acceso a medicamento que curan la Hepatitis C; muy pocos se preocupan por los millones de personas que mueren cada año por no poder tratar el VIH. Y es que mientras los Gobiernos tienen monopolio sobre el tabaco o el petróleo, los precios de los medicamentos se marcan en el libre mercado.

Mientras Pedro y Susana se tiran los trastos a la cabeza, Unidos Podemos propone una moción de censura tan absurda como propagandística, y Ciudadanos no se decide por lo que quiere ser si algún día es mayor; y mientras eso sucede pues Mariano Rajoy y el Partido Popular, se frotan las manos y se perpetúan en el poder.

Mientras los personajes públicos y “populares” viven de forma cotidiana en los juzgados entre imputaciones por evasión de impuestos, estafa, cohecho, blanqueo de capitales, fraude, prevaricación o asociación ilícita; los ciudadanos de a pie intentan sobrevivir capeando requerimientos por impago de la hipotecas o la factura de la luz, acudiendo a entrevistas de trabajo o realizando viajes al SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal desde 2009,antiguo INEM) y en el peor de los casos realizando dolorosas “peregrinaciones” al Banco de Alimentos.

Y para terminar, mientras la muy honorable familia Puyol pretende justifica sus millones de euros en Andorra con una herencia del abuelo, miles de personas heredan una pobreza injustificable, según nos informa Cáritas.

Parece que al igual que sucedía en la exitosa y premiada sería televisiva de los años 70 “Arriba y abajo”, los seres que habitamos este planeta vivimos en pisos diferentes, unos en la zona noble de las plantas superiores y otros en las cocinas y los sótanos. Se trata de mundos diferentes, distintos y muy alejados. Mundos que perecen constituir recipientes estancos cuando debiéramos se conscientes de que se trata de vasos comunicantes pues no es posible la supervivencia de unos sin los otros y todo lo que sucede en uno de ellos provoca ondas de propagación en los demás como una piedra lanzada sobre la superficie de un estanque en calma.

Muestras decisiones de cada día repercuten en lo que será el futuro de todos –también sucedía así en la serie - por eso creo que hoy es oportuno finalizar con un acertado proverbio chino ¿alguno no lo es?: Cuando soplan vientos de cambio, algunos construyen muros. Otros molinos. Yo me apunto o lo de los molinos.

 

[i] http://franbarquilla.com/estudio-sobre-el-estado-de-internet-y-las-redes-sociales-en-2016/