Viernes, 26 de mayo de 2017
Las Arribes al día

“El proyecto de las cabras tiene un enfoque turístico, pero además deberá ser rentable”

ALDEADÁVILA DE LA RIBERA | El turismo juega ya un papel importante en el futuro de esta localidad, y eso lo sabe muy bien su alcalde, que ahora apuesta por un proyecto que tiene como fin último convertirse en un atractivo más

Santiago Hernández, alcalde de Aldeadávila de la Ribera / CORRAL

Aldeadávila de la Ribera se ha colocado desde hace unos años como el faro para la llegada de turistas en el Parque Natural Arribes. El sector turístico juega un papel importante en el futuro de la localidad, y eso lo sabe muy bien su alcalde, que ahora apuesta por un proyecto para la explotación de cabras y que tiene como fin último convertirse en un atractivo turístico más. De eso nos habla Santiago Hernández.

Estamos en el ecuador de la legislatura y el principal objetivo era abrir la residencia, lo que ya consiguió en agosto hará un año. ¿Cómo está funcionando?

La verdad es que genial, está completa y estamos empezando a tener lista de espera, está funcionando muy bien, los residentes están encantados por el entorno y las comodidades del edificio, muy espacioso… Nos queda ajardinar el entorno, este año les hemos preparado un huerto para los mayores que quieren trabajarlo, vamos a trabajar para que sea un auténtico lugar de descanso en el que nuestros mayores tengan auténtica calidad de vida en la última de sus etapas.

¿Cuántos empleados tiene el Ayuntamiento?

Una media de 120 al mes, hay que tener en cuenta que las dos residencias municipales se llevan casi el 50%, pero aun así tenemos paro por desgracia, y además bastante. Como en el resto de pueblos, uno de los principales problemas que tenemos es la despoblación, nos hemos mantenido un tiempo, pero ahora hemos vuelto a bajar, nacen pocos niños. El cheque bebé que implantamos cuando llegamos, hace 10 años, ayuda mucho a las familias pero no incentiva la natalidad, no es determinante a la hora de decidir tener un hijo, y eso que son 3.000 euros.

¿En materia de turismo qué destacaría del trabajo realizado en este tiempo?

Desde luego el parque de ocio del Rocoso es muy importante, el parque nuevo de ‘Manuel Hernández Castro’, la restauración de fachadas con singularidad constructiva mientras hubo ayudas ZIS del Parque Arribes, eso le cambió la cara al casco urbano al 100%, además del acondicionamiento de senderos para rutas por las Arribes.

¿Qué posición ocupa el turismo en la economía de Aldeadávila, es tan importante como aparenta?

Pues sí, llevamos varios años en los que el turismo es el sector con mejores perspectivas de futuro, sin duda.

Cuántos empleados directos se reparten en los servicios dedicados al turismo, casas rurales, hoteles, restaurantes…

Pues no hemos contabilizado ese dato, pero revisando por encima los establecimientos que están funcionando, se puede asegurar que en estos momentos hay más de medio centenar de personas que trabajan en el sector turístico, además de los empleos indirectos que originan, entiéndase comercios, panaderías, etc.

¿Cuál es el mayor atractivo turístico de Aldeadávila?

En estos momentos es el barco unido al paisaje, porque lo primero sin lo segundo no sería lo mismo. Y a esto hay que sumar otras cosas, el acondicionamiento de senderos para senderismo, rutas urbanas, lugares de ocio como el Llano de la Bodega, el parque del Rocoso, y ahora sumaremos el parque Manuel Hernández Castro, espacio con contenido didáctico y lúdico, interpretativo, asentado sobre tres hectáreas de terreno en las que pueden observarse quejigos, robles, castaños, especies de cítricos y arbustos autóctonos de Arribes.

¿Le queda mucho por finalizar?

Queda todavía por hacer, pero ya menos. Estamos ahora montando una plataforma de observación de unos 8,5 metros de altura. Después haremos el cerramiento y quedaría la interpretación y la señalización interior. Todo va despacio porque todo vale mucho dinero, pero que será a sumar como el proyecto de las cabras, porque el fin último es que sea un atractivo turístico.

Antes nos comentaba el proyecto de las cabras, ¿cómo está la cosa?

El proyecto de las instalaciones se está redactando, lo encargamos después del verano pasado, lento porque ha habido que darle muchas vueltas hasta que hemos decidido lo que queríamos en cuanto al diseño de las naves, maquinaria…, estamos en periodo de visar el proyecto y comenzar con ello.

Díganos alguna particularidad.

Serán cabras de la raza Malagueña, productiva, manejable y rústica son algunas de sus particularidades. De las razas actuales es de las más equilibradas, además de bonita. Serán unas 1.200 cabras. El proyecto lo pondrá en marcha el Ayuntamiento, pero el objetivo es que se forme alguna cooperativa o algo similar. Buscamos que sea un proyecto integral, tenemos tierras para siembra de forraje, queremos hacer queso y criar cabritos. Queremos que se pueda interpretar y que cualquier visitante se lleve la idea del todo el proceso completo, que es el objetivo final, el proyecto tiene un enfoque turístico, pero además deberá ser rentable, primará la rentabilidad.

¿Tienen ya financiación?

De momento serán fondos propios, pero buscaremos financiación externa para una ejecución más rápida. El presupuesto rondará el millón de euros. El Ayuntamiento está saneado, pagamos a los proveedores bastante antes de lo que marca la normativa. La residencia no supuso endeudamiento, los Planes E nos vinieron bien, que por desgracia mucha gente los dilapidó, para nosotros fueron decisivos para poderla terminar.

¿Cuándo se empezará a ver algo y dónde se ubicará?

Por razones urbanísticas se ubicará en dos parajes, uno va a ser la zona del mueco de Valdelosllanos y la otra en La Laguna. Una vez que esté visado se buscará financiación y se sacarán las obras a licitación. El proyecto contempla el pastoreo en lugares tradicionales, aunque a las zonas más lejanas irán las cabras que no están en producción. También se criarán cabritos.