Domingo, 23 de julio de 2017

Otro niño asesinado por el maltratador de su madre

Un maltratador no es un buen padre: ES UN MALTRATADOR

Es la crónica de una muerte anunciada. La madre se temía que esto pudiera pasar. Ella puso dos denuncias, pero el bulo difundido por los maltratadores en cuanto a que las denuncias falsas sí existen, ha hecho su efecto, así que la Justicia tiende a ser muy permisiva. Pero solo con el maltratador, con el padre, con el hombre, porque se olvida del objetivo principal de la Justicia en estos casos, el tan manido “bien del menor”. Los derechos de los menores se limitan al “derecho a disfrutar de su padre”, el resto de sus derechos, el derecho a su integridad física y emocional, se supeditan a los derechos de los maltratadores. Y no hablo de presunción de inocencia porque hay casos en los que no existe tal presunción puesto que hay sentencia firme, o sea, un juez ha sentenciado que cierto hombre es un maltratador, y sin embargo le permite visitar a sus hijos a solas, e incluso le concede la custodia compartida.

Las mujeres, una vez más, nos vemos totalmente desprotegidas, totalmente discriminadas, totalmente infravaloradas: nuestra opinión como madres preocupadas por la integridad de nuestros hijos no se tiene en cuenta porque, claro, somos unas histéricas, unas pelanduscas, unas malas pécoras que lo único que buscamos es destrozarle la vida a un pobre hombre. Da igual que un juez haya dicho que de “pobre hombre” nada, que está demostrado que es un maltratador y por tanto se le condena penalmente. Estos hombres son tan manipuladores que tienen convencido a todo su entorno y a la mayor parte de la sociedad de que sí, que son “pobres hombres” a los que es la Ley de Violencia de género les maltrata porque su exmujer les puso una “denuncia falsa”.

Pero luego pasa lo que pasa. Un niño muere asesinado. Su padre le había dicho a su madre “te voy a dar donde más te duela”. 54 llevamos en la última década. 54 que se sepa, porque tal y como se contabilizan estas cosas, no me extrañaría que fueran más.

Y aunque fueran menos: un solo menor asesinado por su padre ya es una tragedia aberrante. Una tragedia evitable con solo escuchar a la madre que tiene miedo, y que casi siempre tiene pruebas que avalan ese miedo.

Y aunque no fuera ninguno: las mujeres sabemos bien que #NoSoloDuelenLosGolpes. Un maltratador no puede ser un buen padre ¿alguien puede creer que un maltratador sea selectivo y solo maltrate físicamente a la madre? NO. Un maltratador también maltrata psicológicamente. Y también maltrata psicológicamente a sus hijos. Dentro de unos años, esos niños a los que se obliga a convivir con sus padres maltratadores en base a la otra mentira, al falso Síndrome de Alienación Parental, nos contarán los sufrimientos de su infancia. La historia nos juzgará por lo que les estamos haciendo.