Viernes, 26 de mayo de 2017
Las Arribes al día

“No me gustaría acabar este mandato sin ofrecer una solución a la residencia”

VILLAVIEJA DE YELTES | La mina de uranio es una de sus mayores preocupaciones actuales y ha comenzado a trabajar para poner en marcha una plataforma de alcaldes

Jorge Rodríguez Martín, alcalde de Villavieja de Yeltes | CORRAL

Jorge Rodríguez afronta su tercera legislatura como alcalde y con la misma ilusión de los inicios por seguir mejorando el bienestar de los vecinos y por continuar desarrollando proyectos. La mina de uranio es una de sus mayores preocupaciones actuales y ha comenzado a trabajar para poner en marcha una plataforma de alcaldes afectados por el proyecto.

Estamos en el ecuador de la legislatura, háganos un resumen de la gestión municipal de estos dos últimos años.

Respecto a las infraestructuras estamos satisfechos porque se han ejecutado las obras de las calles que se habían previsto, así como la pista de pádel, el gimnasio municipal y la marquesina exterior de la piscina. En cuanto a la mejora de las calles queda aún mucho por hacer, es obvio, pero seguiremos en ello. También aprobamos una ordenanza reguladora de las peñas que generó cierta controversia, pero al final se ha entendido su fin. El aspecto más gris es que la residencia no va a la velocidad que estimamos y también las dos bajas que se han producido en el equipo de Gobierno, una por un fallecimiento y otra por la dimisión de un concejal.

El control del proceso administrativo para la autorización de la mina ha sido una de sus preocupaciones. ¿Qué cree que pasará?

Sinceramente, creo que al final la Junta entenderá que la actividad que se propone en ese contexto es incompatible. Hay que recordar que Enusa se desvinculó alegando una cantidad de carencias del proyecto de Berkeley y el Consejo de Seguridad Nuclear dijo que el almacenamiento era de residuos radiactivos. El Ayuntamiento de Villavieja ha defendido siempre que una cosa es la extracción de uranio y otra es la planta y el almacenamiento definitivo de residuos radioactivos por lo que habrá que buscar otra ubicación.

Su oposición a la mina le ha puesto varias veces en aprietos e incluso en el seno de su equipo de Gobierno ¿Por qué cree que la mina será perjudicial para Villavieja y la zona? 

En este entorno hay unos valores medioambientales que la gente no los conoce y que tienen una valoración económica, siendo una zona de gran valía. No se entiende que se pueda permitir que en una de las zonas más protegidas de Europa quepa una de las actividades más contaminantes de Europa. ¡Para qué queremos tanta protección si cabe cualquier cosa! La empresa reconoce que va a haber 14 impactos severos en el entorno y nosotros no queremos esta línea de desarrollo para nuestra comarca. Ahora hemos comenzado a mantener contactos para poner en marcha una plataforma de alcaldes afectados, que son unos 35 municipios, y estamos ganando adeptos a la causa cuando van conociendo la verdad sobre el impacto del proyecto. Creo que vamos a conseguir una respuesta de unos 30 alcaldes para representar a sus municipios y actuar contra la mina como la administración que somos. Entendemos que hay gente que quiere el trabajo, pero tenemos que ver el precio real que nos va a costar y defender los intereses de nuestros vecinos. 

¿En qué situación se encuentran las obras de la residencia municipal de mayores y cuáles serán los próximos pasos?

El proyecto de la residencia no lo vamos a abandonar y estamos buscando otras alternativas de financiación. Queremos plantear abrir un expediente para iniciar un proceso negociado abierto y ver si alguna empresa con experiencia en el sector estima oportuno acabar las obras que faltan, que serán unos 400.000 euros. La idea es que la empresa interesada acabe la construcción a cambio de una concesión de explotación de la residencia. Nos ofreció Berkeley acabarla y rechazamos esa oferta porque consideramos que no es una cosa justificable. Nuestra intención es intentar abrir el proceso en esta legislatura y desarrollar el expediente cuanto antes porque no me gustaría acabar el mandato sin ofrecer una solución. 

¿Cuáles son en su opinión los principales problemas de Villavieja y qué soluciones tienen?

Los problemas de Villavieja son los compartidos por toda Castilla y León, como el envejecimiento de la población, la falta de oportunidades y las distancias tan grandes entre municipios, ya que esa desconcentración de la población es un hándicap importante para los negocios locales. La despoblación acarrea que se vaya privando de servicios a los municipios y parece hemos entrado en un declive irreversible de población, pero no hay que ser muy pesimista porque hay un sector primario, que es la ganadería, que es necesario y habrá que entender que hay un perfil de población que tiene que atender este sector y a esas personas habrá que darle facilidades. Las políticas tienen que ir encaminadas a ofrecer beneficios a los que viven en el mundo rural y potenciar el sector agropecuario.

Arribes se está definiendo por el turismo rural como alternativa a sectores tradicionales como la ganadería. ¿Qué potencialidades tiene por explotar Villavieja y que podrían contribuir a su desarrollo?

Para el desarrollo del turismo rural tenemos que potenciar lo que tenemos, que es un entorno extraordinario, pero sobre todo haría falta sembrar una conciencia corporativa para que las casas rurales se agrupasen para promocionar la zona y hacer paquetes turísticos y medioambientales en conjunto. Una casa rural sola no puede hacer esta promoción, pero si hubiera un espíritu de agrupación de sectores se podría potenciar y tener una especie de recorridos organizados por los distintos municipios aprovechando el potencial de cada uno de ellos. Es difícil, pero sí algo factible y compatible con el entorno que tenemos.