Lunes, 20 de noviembre de 2017
Las Arribes al día

El edificio San Nicolás ofrece una magnífica exposición de trabajos en punto de cruz

VITIGUDINO | Las obras están realizadas por Herme Barrientos Rodríguez, Juli Delgado Martín y Arantxa Sánchez Delgado

Arantxa, Herme y juli, autoras de esta magnífica exposición de punto de cruz / CORRAL

Desde este miércoles y hasta el 4 de junio, el edificio multiusos San Nicolás alberga entre sus paredes una magnífica exposición de trabajos realizados en punto de cruz por Herme Barrientos Rodríguez, Juli Delgado y Arantxa Sánchez Delgado, una excelente colección que va desde pequeños cuadros decorativos para la cocina o el cuarto de baño, a grandes obras de imágenes que se han convertido en símbolos como la Plaza Mayor de Salamanca.

Aun a pesar de ser la menos tiempo lleva practicando esta técnica, Herme aporta un buen número de trabajos y por ello una mayor variedad temática. Su experiencia anterior con el ganchillo le ha facilitado una gran destreza para el punto de cruz, pero aun así, en los 17 años que lleva realizando esta técnica puede apreciarse una gran evolución, de obras con escasa dificultad a grabar sobre la tela una imagen nocturna de la Plaza Mayor de Salamanca con toda clase de detalles.

De escoger imágenes libres, Herme pasó a los catálogos de Ederkits porque “las manos no las puedo tener quietas”, así que del ganchillo pasó al punto de cruz, aunque asegura que su próxima exposición estará dedicada a sus obras en esta técnica, pues no en vano le ha puesto su arte al manto de la Virgen del Socorro de Vitigudino.

El tiempo empleado en la elaboración de sus cuadros está relacionado con el tamaño y su dificultad, “los más grandes, un año”, de ahí que también les haya puesto precio, “200 euros para los pequeños y de poca dificultad, y hasta 2.000 euros los grandes”.

Juli y Arantxa

Juli y Arantxa son madre e hija, y como cabía esperar, la primera trasmitió su afición a la segunda a temprana, “sobre los 10 años”, señala Arantxa. Por eso que una vez entregado el legado Juli bajó la intensidad en la realización de trabajos con punto de cruz, aunque no podía por menos en esta muestra que presentar a su Santa Teresa, obra que “ya me han querido comprar, pero no la vendo”, pues la Santa andariega es, a la postre, la patrona de su pueblo, Alba de Tormes, al que nunca olvida.

Arantxa también ha bajado el ‘nivel productivo’ debido a su maternidad, pues “los niños no me dejan tiempo para nada”. En esta muestra presenta cuadros de distintos motivos, marinos, religiosos, etc., y hasta efemérides, un cuadro regalado a sus padres con motivo de sus bodas de plata, aunque el que no se ha atrevido a enseñar en esta exposición es el de su boda, a postre “el que más me gusta”.

En la inauguración estuvo presente el concejal de Cultura Francisco Javier Zudaire, quien destacó el trabajo realizado por estas tres artistas del punto de cruz, y el compromiso del Ayuntamiento por mantener una oferta cultural permanente en lo trascurrido de la legislatura.  

Esta exposición puede visitarse hasta el 4 de junio de lunes a viernes de 11.30 a 13.30 horas y de 17.00 a 19.00 horas, además de los sábados de 11.00 a 14.00 horas.