Viernes, 26 de mayo de 2017

Varios grupos ecologistas instan al Congreso a que apoye la protección del lobo en toda España

En el primer cuatrimestre de 2017 se registraron 442 ataques en las provincias de Castilla y León al sur del Duero

Solo en el primer cuatrimestre de 2016 el número de ataques al sur del Duero fueron 476

Ecologistas en Acción, Lobo Marley y WWF manifiestan su apoyo a la Proposición no de Ley relativa a la conservación del lobo y su declaración como especie protegida que mañana será debatida en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados. Sendas organizaciones instan a todas las formaciones parlamentarias a que apoyen esta PNL presentada por el parlamentario de Equo Juan López de Uralde, del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

En concreto, las organizaciones ecologistas piden:

1. La declaración del lobo ibérico como especie de interés especial al norte del Duero a través de la incorporación de las poblaciones de la especie situadas al norte de este río en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, desarrollado por el Real Decreto 139/2011, por motivos ecológicos, científicos, sociales, culturales y éticos. Y que todas las poblaciones situadas al sur del río Duero se incluyan en el Catálogo Español de Especies Amenazadas con la categoría de ‘En peligro de extinción’. Que se propicien mesas y foros de encuentro y debate entre los distintos sectores sociales interesados en la gestión del lobo con el ánimo de fomentar la cooperación, el consenso y los acuerdos.

2. La elaboración de una nueva Estrategia Nacional de Conservación del Lobo ibérico consensuada con todos los sectores implicados y se elabore un proyecto ambicioso de investigación seria y rigurosa que nos aporte conocimientos sobre su etología, sus patrones de predación o su dinámica poblacional, que nos permita adecuar la estrategia al conocimiento de la especie.

3. La adopción de las medidas necesarias para asegurar que las administraciones informen, sensibilicen y ayuden a la población del mundo rural para lograr la coexistencia entre el lobo y la ganadería.

4. La creación de una mesa sectorial, del sector ganadero, que establezca de manera consensuada los criterios para que la compensación económica de los daños directos y los colaterales, así como del lucro cesante se realice de forma rápida, eficaz y adecuada, valorándose la totalidad del daño generado, directa e indirectamente, introduciendo medidas consensuadas con las personas afectadas que corresponsabilicen a estas con la administración competente. Y se prevean ayudas de carácter permanente a las explotaciones ganaderas existentes en territorios con presencia de lobos a través del instrumento del Contrato Territorial de Explotación regulado en el Real Decreto 1336/2011 de 3 de octubre, ligándolas a la adopción efectiva de medidas preventivas, así como al mantenimiento de la sostenibilidad ambiental y de la conservación de la naturaleza.

Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó en mayo del pasado año el Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León. El diagnóstico que recoge el Plan considera que todos los lobos de la Comunidad, alrededor de 179 manadas que suponen un 60 % de los existentes en España, forman parte de una única población biológica que tiene carácter continuo. El documento clarifica que el río Duero es la línea divisoria que diferencia el estatus jurídico de la especie, cinegética al norte y estrictamente protegida al sur, conforme dispone la Directiva Europea Hábitats 92/43/CEE.

Según los datos provisionales que maneja la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y que ha presentado su titular, Juan Carlos Suárez-Quiñones, a las organizaciones agrarias esta misma semana, la cifra global de ataques de lobo al sur del Duero en la Comunidad (Ávila, Salamanca, Segovia y sur de Zamora), ha experimentado un descenso, pasando de 476 registrados en los primeros cuatro meses de 2016 a los 442 contabilizados de enero a abril de 2017.

Por provincias, en Salamanca los ataques han pasado de 106 a 52 en lo que va de año (casi un 51 % menos) y en el sur del Duero en Zamora, han sido 11 ataques en estos meses de 2017 frente a los 33 en el mismo periodo de 2016 (un descenso de algo más de un 66 %). Por el contrario, Ávila y Segovia han sufrido un repunte subiendo levemente de 261 a 273 y de 72 a 102, respectivamente.

Respecto del número de cabezas de ganado muertas, también se constata un significativo descenso, comparando con los datos de 2016, con 814 cabezas muertas frente a las 680 de estos cuatro meses de 2017 (casi un 16,5 % menos). La provincia con un mayor descenso en el número de reses muertas es Zamora, que ha pasado de 126 cabezas en los cuatro primeros meses de 2016 a las 66 en este 2017 (un 47,6 % menos).

Sobre el procedimiento de pagos compensatorios por los daños a los ganaderos, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha registrado 429 solicitudes en lo que va de año y ya están abonadas el 85 %, es decir 365 expedientes, con un importe de 193.605 euros.

Desde el 31 de mayo de 2016, fecha de la entrada en vigor de la orden que regula este pago compensatorio a los ganaderos por los daños producidos por el lobo, hasta el 30 de abril se han presentado 1.200 solicitudes, de las que se han abonado 1.084, que han supuesto 574.422 euros, correspondientes a 1.921 cabezas de ganado muertas, entre ovino y vacuno.