Lunes, 24 de julio de 2017
Las Arribes al día

La Ruta de Las Lavanderas, para comprender el entorno de Arribes

SAUCELLE | Este circuito circular de un kilómetro de longitud ofrece un interesante paseo auto-guiado mediante códigos QR por la ornitología y botánica de la zona 

a Ruta de Las Lavanderas comienza en la fuente del Charaiz y se complementa con el mirador de Las Janas | CORRAL

Desde hace unos meses la localidad de Saucelle cuenta con un nuevo atractivo turístico. Gracias al programa para la mejora de infraestructuras turísticas de la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento ofrece ahora la Ruta de Las Lavanderas, un circuito circular de un kilómetro de longitud en el que se ofrece un paseo auto-guiado por la ornitología y botánica de la zona.

El sendero de ‘Las Lavanderas’ comienza en la fuente del Charaiz. Esta construcción tradicional es lugar de parada de pequeñas aves que se refrescan y beben en sus claras aguas.

Su trazado transcurre por caminos estrechos de escasa dificultad y gran belleza que desembocan en un antiguo lavadero, justo tras recorrer la mitad del trazado. Este lavadero ha sido recuperado y adecuado como espacio de información botánica donde el visitante no sólo pueda descansar del recorrido, sino también disfrutar de un gran número de especies botánicas a modo de pequeño jardín botánico interior.

A lo largo del recorrido, pequeñas balizas señalan alguna de las muchas especies botánicas autóctonas de esta región o de las pequeñas aves que anidan o se alimentan en estos campos de labor y que, dependiendo de la hora del día, de la temporada o de la suerte, pueden contemplar posadas o en vuelo. Pero esta señalización no sólo le ofrece información básica sobre el nombre de la especie, sino también la posibilidad de descargar un audio interpretativo en el que se explican más curiosidades sobre especies botánicas como la jara, el endrino o la hortelana, u ornitológicas como la lavandera cascadeña, el verdecillo, el jilguero o el pardillo.

Muchas de las plantas que nos rodean esconden uno de los secretos más preciados: su aceite esencial. Controlar su proceso de extracción y sus propiedades permitió a estas plantas incorporarse a un herbolario tradicional del que surgieron remedios medicinales, conservantes, condimentos alimenticios o, en innumerables ocasiones, codiciados elixires que, hoy complejos, nos remiten al aroma de la naturaleza que tenemos al alcance de nuestra mano.

Mirador de Las Janas

El mirador ornitológico accesible de Las Janas completa la experiencia del Sendero botánico y ornitológico de ‘Las Lavanderas’. A tan sólo 1.800 metros del inicio del sendero de Las Lavanderas, su visita es inexcusable, ya que este mirador ornitológico es, sin lugar a dudas, uno de los más espectaculares de la región.

Aunque el Mirador es accesible, por lo que las personas con problemas de movilidad pueden llegar hasta él en coche y aparcar en su aparcamiento, se recomienda seguir a pie el paseo hasta la Plaza del Ollano, donde se toma la Calle del Naranjo para desembocar en un bello camino que, tras poco más de 1 kilómetro, desemboca en el Mirador de Las Janas, donde la vista se pierde en el horizonte, disfrutando de las Arribes del río Huebra y del vuelo de las magníficas rapaces que dan fama a este mirador: buitres leonados, alimoches o en menor medida el águila real, sobrevuelan sus cielos casi a cualquier hora del día.