Martes, 24 de octubre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Manuel Diosleguarde se lleva también el VIII Certamen Taurino de Peñaranda

Se trata de la tercera victoria en un certamen taurino en poco más de dos meses para el joven novillero

El novillero Manuel Francisco Sánchez García, Manuel Diosleguarde, ha sumado su tercera victoria en un certamen taurino en poco más de dos meses. Tras ser el Triunfador del 61º Bolsín Taurino Mirobrigense a finales de febrero y lograr ganar el VI Bolsín Tierras de Zamora a finales de marzo, el joven novillero se ha hecho ahora con la victoria en el VIII Certamen Taurino de Peñaranda.

Este evento ha contado de un total de cuatro citas y 18 participantes, estando previsto que se disputase la final el pasado domingo con los 6 mejores novilleros. Sin embargo, las condiciones meteorológicas (con mucha lluvia y viento) obligaron a su aplazamiento al lunes, en la que ya se pudo desarrollar con normalidad. Sin demora, durante la misma jornada del lunes se anunció la clasificación del Certamen, con Manuel Diosleguarde en lo más alto.

Esta es la crónica de esta jornada final del crítico taurino Fermín González:

El temporal de agua y aire del domingo obligó al aplazamiento de la final de este certamen en su VIII edición. Con tiempo soleado y buen ambiente en los tendidos se dieron cita los seis finalistas de la partida que fueron seleccionados. Se han tentado becerras de Los Bayones, que dieron un juego muy uniforme nobles, suaves, un tanto flojas, pero con mucha clase en su  embestida, entre las que sobresalió la que hizo 6ª, y además, le tocó en suerte a un novillero por el que se apuesta y se tienen las mejores referencias del mismo siendo por tanto el triunfador de este certamen Manuel ‘Diosleguarde', que se mostró dominador con el capote  y consintió una faena con mucho argumento taurino, en cuanto a colocación empaque, verticalidad y manejo de los engaños. Mostró al mismo tiempo esa dosis necesaria de afición, humildad y técnica depurada, más centrado en los remates, suficientes condiciones para hacerse con el triunfo.

No desmerecieron sus compañeros. Álvaro Alarcón (Toledo)  tiene proyección y condiciones, toreó con suavidad y buen sabor, bonitos los remates y faena de gusto falta de profundidad. Cristóbal Ramos, de Madrid, sabe en lo que anda y estuvo solvente de capote  y con estilo y buena sintonía ante un flojo animal al que se acopló bien pero le falta creer en él. Le siguió  Rubén Blázquez (Salamanca), torero muy mejorado y en progresión. Poderoso, brilló al natural, faltó dominio a su labor y sincronizar las suertes; tesonero y con ambición por momentos logró su propósito, estuvo cerca del vencedor, pero faltaron esos detalles para llevarse el triunfo.

Siguió en cuarto lugar Manuel Martín (Salamanca) al que tendremos que seguir en próximos eventos. Un toreo menudo pero con un relieve de exquisito gusto, buen toque y disposición atrevido y solvente, armonioso con el capote y bien colocado en la muleta no desentonó en el concierto de la tarde. La quinta plaza, para Álvaro Pssalaqua sujeto en la escuela de Málaga, fino y espigado torero con buena estructura, suelto de capote, y buen manejo de la muleta siempre bien colocado, pero falto de energía, de pundonor, de alegría. Faltó carácter de novillero, pues su becerra tenía buen aire, seguro que si profundiza en su ambición oíremos hablar de él.

Y finalmente ya quedó destacado en esta reseña Manuel ‘Diosleguarde’ puso el cartel de novillero de cartel, esperamos lo mejor del mismo, de sus progresos, de sus avatares y de su sintonía y credibilidad hablaremos en agosto, cuando le veamos de luces ante dos novillos, que le pedirán la contraseña… hasta entonces, sean felices, que falta nos hace…