Viernes, 26 de mayo de 2017

La Junta refuerza la seguridad alimentaria con la receta veterinaria electrónica

Agricultura y Ganadería firma un convenio con el Consejo de Colegios de Veterinarios para gestionar la base de datos
Control más eficaz de los productos de origen animal

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha firmado este martes un convenio con el Consejo de Colegios de Profesionales Veterinarios de Castilla y León con el objetivo de reforzar la seguridad alimentaria de los productos que compiten en un mercado global cada vez más preocupado por la inocuidad de los alimentos.

Este acuerdo de colaboración tiene como fin encomendar al Consejo de Colegios de Profesionales Veterinarios de Castilla y León la implantación de una base única de datos de recetas expedidas para explotaciones ganaderas de la Comunidad, así como el modelo de receta veterinaria como documento normalizado, de manera que facilite el cumplimiento de la legislación vigente.

De esta manera, el Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios se compromete a colaborar en la edición del modelo de receta veterinaria en formato papel, como documento normalizado, gestionando su distribución, numeración y custodia. Llevará, además, un sistema que posibilite rastrear la edición y distribución de la receta, poniendo a disposición de la Consejería de Agricultura y Ganadería, en el formato y periodicidad determinado, los datos referentes a dicha trazabilidad.

Con este acuerdo se pone a disposición, tanto de los profesionales veterinarios como de los centros dispensadores de medicamentos y explotaciones ganaderas de Castilla y León, que voluntariamente se adhieran, el sistema informático de receta veterinaria electrónica.

La Consejería de Agricultura y Ganadería, por su parte, en el ejercicio de las competencias en materia de control del uso de medicamentos veterinarios que tiene atribuidas, se compromete a asumir la dirección de las actuaciones atribuidas al Consejo de Colegios de Profesionales Veterinarios de Castilla y León, facilitándole el asesoramiento y apoyo necesario para la mejor realización de las actividades encomendadas, así como a realizar el seguimiento de la gestión y ejecución de las actuaciones previstas en el acuerdo.

Además, tanto la Consejería de Agricultura y Ganadería como el Consejo de Colegios de Profesionales de Veterinarios colaborarán en la implantación del modelo de la receta, controlando su edición, expedición y distribución.

Receta electrónica

Al mismo tiempo que se ha firmado este convenio, el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica la Orden por la que se regula la receta veterinaria electrónica que posibilitará su emisión desde una plataforma informática, la existencia de bases de datos fiables sobre el consumo real de medicamentos, la obtención de información puntual, ágil y actualizada de la correcta prescripción de medicamentos veterinarios, el establecimiento de medidas eficaces de reducción del riesgo en las producciones ganaderas, así como el desarrollo de resistencias a los antimicrobianos y posibilitará un control oficial más eficiente y la adopción de medidas eficaces ante posibles usos ilegales de medicamentos.

Todo esto redundará en un control más eficaz de todos los agentes implicados que asegure la trazabilidad y el uso racional de los medicamentos veterinarios, con el fin de obtener animales sanos y productos de origen animal con el mayor nivel de sanidad animal y seguridad alimentaria.

Control oficial

La Junta de Castilla y León realiza anualmente más de 3 millones de chequeos en los programas de vigilancia, control y erradicación de enfermedades de los animales y contempla programas de Control Oficial para más de 50 enfermedades diferentes.

Este potente dispositivo de sanidad animal y seguridad alimentaria permite garantizar animales con un excelente estatus sanitario que posibilita una mayor rentabilidad y competitividad de las explotaciones y cumplir con la normativa de seguridad alimentaria más exigente del mundo. Como ejemplo, actualmente el 81 % de los cebaderos de Castilla y León pueden acceder a todos los mercados internacionales sin realizar las pruebas previas de tuberculosis, lo que permite una flexibilización de movimientos como demanda el sector.

Los resultados sanitarios de la cabaña ganadera bovina, ovina y caprina de Castilla y León muestran una tendencia favorable, especialmente en las provincias que concentran mayor censo de ganado bovino en extensivo como son Salamanca, Segovia y Zamora. Por primera vez, durante 2016 no se ha detectado en la Comunidad ninguna explotación positiva de brucelosis bovina. Además, la Unión Europea ha reconocido a las provincias de Burgos, Soria y Valladolid como oficialmente indemnes de la enfermedad.

En relación a la tuberculosis bovina, en 2016 se ha producido un nuevo descenso de la prevalencia, ya que el número de explotaciones positivas fue únicamente un 1,87 %.

En Castilla y León el número de explotaciones positivas de tuberculosis bovina ha disminuido en los últimos diez años un 55 %, siendo más pronunciado el descenso en las provincias de Salamanca, Segovia y Zamora.

Destaca la evolución favorable en las explotaciones de aptitud cárnica en régimen extensivo de la Comunidad, ya que el número de explotaciones positivas en este tipo de rebaños, en los últimos diez años, ha descendido en un 57,1 %.