Miércoles, 13 de diciembre de 2017

La comisión de diputaciones de la FEMP solicita al Gobierno “flexibilidad” para emplear el superávit presupuestario

Javier Iglesias destaca la responsabilidad de las administraciones locales en la mejora de las cuentas públicas españolas

Javier Iglesias, Vicent Torres, presidente Consell Ibiza, y Rosario Cordero, presidenta Diputación de Cáceres en la rueda de prensa / DIPUTACIÓN

El vicepresidente de la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares de la FEMP y presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, destacó hoy durante la reunión que ha presidido en Ibiza, la necesidad de que el Gobierno de España “flexibilice” las cuestiones referidas al techo de gasto y superávit de las entidades locales.

En este sentido, explicó que se han adherido a la resolución adoptada por la Junta de Gobierno de la FEMP el pasado 6 de abril, en la que se pide por la vía de urgencia que se adopten iniciativas legislativas que permitan a las entidades locales españolas reinvertir su superávit sin tener que generar nuevos ingresos por su misma cuantía, con el único límite de no poner en riesgo su estabilidad presupuestaria.

Asimismo, en esta resolución se pide establecer un plazo temporal para poder realizar la reinversión del superávit del 2016 que contemple los ejercicios 2017 y 2018, tanto en relación con los compromisos de gasto como con las ejecuciones.

Durante su intervención, Iglesias recordó que las administraciones locales han sido “responsables” con la situación económica del país y han sido “proactivas” en defensa de la estabilidad presupuestaria. En su opinión, “nadie puede reprochar” a las entidades locales menores su aportación en la mejora de las cuentas públicas españolas. 

En estos momentos, continuó, la situación económica está “cambiando para bien” y es el momento de adoptar nuevas líneas de acción, especialmente para las administraciones públicas que se encuentran en una situación estable y sin deuda.

El presidente de la Diputación de Salamanca reconoció que a “muchos alcaldes de municipios pequeños” les cuesta explicar que tienen dinero en el banco pero que no pueden hacer uso del mismo para mejorar la calidad de vida de sus vecinos, por este asunto.

Por ese motivo, incidió en la necesidad de poder hacer una utilización “adecuada” de esos superávit en beneficio de los ciudadanos a los que representan.

En este encuentro, además se ha dado cuenta del Banco de Experiencias y Buenas Prácticas de las Diputaciones y se ha dado luz verde a la celebración del Congreso de Despoblamiento que se celebrará los días 22 y 23 de julio en Huesca, y en el que se pedirá que se introduzca el problema de la despoblación en la agenda política española.

 

  • Integrantes de la comisión de diputaciones de la FEMP