Martes, 24 de octubre de 2017

La UCO detiene al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González

La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil investiga el desvío de dinero público a paraísos fiscales

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González / Foto El Norte de Castilla

El Grupo de Delitos contra la Administración de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha detenido esta mañana al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y a otras diez personas en una operación contra el blanqueo de capitales desde el Canal de Isabel II, el ente público de gestión de agua en la comunidad de Madrid. El operativo, coordinado por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, apunta contra una red organizada en las instituciones para desviar grandes cantidades de dinero público a paraísos fiscales a través de una maraña de sociedades.

Las irregularidades investigadas se centran entre 2003 y 2012, la época en que González presidió el Canal, antes de presidir la comunidad, entre 2012 y 2015. Uno de los personajes claves en la trama, de estas empresas ruinosas en Colombia y Brasil (que también encubrirían comisiones) es Ildefonso de Miguel, gerente de la sociedad de aguas entre 2004 y 2009.

Según fuentes de la investigación, en el punto de mira hay importantes exdirigentes políticos madrileños. Hay previstos 40 registros, entre los que está el despacho profesional de González, abierto hace poco en el centro de Madrid.

La investigación –explican fuentes del caso- ha sido promovida por el actual gobierno de la comunidad presidido por Cristina Cifuentes, tras descubrir la compra de varias sociedades irregulares en el extranjero por parte de los exresponsables del Canal. Los implicados están acusados de malversación de caudales públicos, administración desleal y blanqueo de capitales.

Colombia

Según las investigaciones, los detenidos, entre ellos González, compraron empresas en el extranjero sin apenas valor por sumas muy altas para encubrir los pagos. En el punto de mira de los expertos hay tres firmas, entre ellas Emissao, adquirida a través de pagos desde el banco Royal Bank of Canada, en Suiza, y de Bradesco, portugués. Los ingresos se ordenaron desde Miami. Entre los implicados se encuentra Edmundo Rodríguez Sobrino, mano derecha de González.

Otras de las operaciones bajo sospecha es la compra de una filial del Canal en Brasil en 2013 por valor de 21 millones de euros y a través de una empresa de Uruguay. Otra operación que resultó aparentemente ruinosa, pero que podría encubrir desvío de capitales.