Sábado, 21 de octubre de 2017

Crónica de un relevo anunciado

Tras el pasado congreso autonómico del PP, era más que previsible que la nueva dirección presidida por Alfonso Fernández Mañueco relevaría de su cargo al hasta ahora portavoz del grupo popular en las Cortes, el procurador segoviano Juan José Sanz Vitorio. Estaba tan cantado como que su sucesor no podía ser otro que el vallisoletano Raúl de la Hoz, no en vano elegido en dicho congreso vicesecretario de Acción Parlamentaria del nuevo Comité Ejecutivo autonómico del partido.

En aplicación de los Estatutos del PP, el grupo parlamentario, ahora presidido por el propio Fernández Mañueco, depende directamente de la cúpula del partido, a la que compete nombrar al portavoz y a sus demás responsables. Y en virtud de ello, el Comité Ejecutivo, que celebraba ayer su primera reunión plenaria, ha procedido al cambio de portavoz.

Sanz Vitorio apenas ha permanecido siete meses al frente del grupo, ya que fue nombrado el pasado mes de septiembre para cubrir la vacante dejada por Carlos Fernández Carriedo, nombrado consejero de Empleo dentro del reajuste originado por el “caso Valdeón”. El ya ex portavoz contó entonces con el padrinazgo político del vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, quien de esta forma pierde el control político que en la práctica venía ejerciendo sobre el grupo parlamentario. Al igual que De Santiago-Juárez, y las consejeras Pilar del Olmo y Alicia García, Sanz Vitorio manifestó públicamente su apoyo a la candidatura de Antonio Silván frente a la de Fernández Mañueco.

No obstante, Mañueco ha hecho la sangre imprescindible, asignándole el puesto de secretario general del grupo que desempeñaba De la Hoz, lo que permite a Sanz Vitorio mantener su condición de liberado por cuenta de las Cortes. Al mismo tiempo, han sido confirmados en sus puestos los cuatro portavoces adjuntos: el burgalés Ángel Ibañez, el salmantino Salvador Cruz, el vallisoletano Alfonso García Vicente y la leonesa Mar González Pereda, esta última también próxima a Silván.

El Comité Ejecutivo contó con la presencia de Juan Vicente Herrera, especialmente invitado por su sucesor al frente del partido, quien tuvo la deferencia de reservarle un puesto en la mesa presidencial.