Martes, 26 de septiembre de 2017

Tras una tarde…

 

El reto que impone un cambio de la mirada sobre la naturaleza y sus relaciones con el mundo, donde se incluye al ser humano como parte interactuante del mismo, como ser que siente y sobre todo que le re-crea desde su propia construcción de conocimientos, saberes y actuaciones; impone un renovado posicionamiento epistemológico.

Este re-pensar-se “nuevamente” desde esta renovada visión, ha estremecido al conocimiento científico y a los paradigmas que rigen a los procesos de investigación y la creación en el arte. Y es que el ser humano ha cambiado su postura frente a su relación con el ecosistema, la ciencia, el arte y la sociedad e incluso consigo mismo. Ya no será más un observador atento, ni siquiera un interventor en esas realidades; sino, que será parte de las relaciones que inciden en ellas, parte de éstas, una vez que se integra a estudiarlas y transformarlas.

Ubica a la noción investigación y la cuestión relativa a su alcance frente a un debate que cobra cada vez más fuerza en el ámbito tanto científico, académico como artístico.