Domingo, 22 de octubre de 2017
Las Arribes al día

Berkeley defiende la mina de Retortillo como proyecto generador de empleo y freno a la despoblación

La empresa recuerda que la extracción de uranio se ha venido ejerciendo en la zona desde “hace más de 40 años sin que se hayan producido los efectos vaticinados por los ecologistas”
Instalaciones de Berkeley en Retortillo

Mediante un comunicado, la empresa minera Berkeley, impulsora de un proyecto de extracción y transformación de uranio en la localidad de Retortillo, recuerda que “el año pasado 24.500 personas abandonaron Castilla y León, resaltando el actual problema que representa la falta de inversión en la comarca del Campo Charro. Muchas de estas personas eran jóvenes que dejaron sus hogares para buscar empleo”.

Asimismo pone como ejemplo de falta de oportunidades lo sucedido en localidades como Villavieja y Retortillo: “Hace tiempo, el pueblo de Villavieja era una comunidad prospera, pero hoy en día la mayoría de los restaurantes y negocios han tenido que cerrar sus puertas. Hace varios años que cerró la gasolinera del pueblo, obligando a los habitantes a conducir 20 km para poder repostar”.

Además, asegura que “la población local permanente ha caído hasta las 400 personas, y de las cuales, 104 han solicitado un puesto de trabajo en nuestra mina”, a lo que añade que “en el vecino pueblo de Retortillo, el colegio corre el riesgo de tener que cerrar”.

Contra esta situación, Berkeley recuerda que en los 10 años de vida del proyecto habrá invertido “250 millones de euros y creado 450 puestos de empleo directos, así como otros 2.000 puestos indirectos en la comarca. En la actualidad damos trabajo a 50 personas y esta cifra aumentará hasta los 150 hacia mediados de este año”, a lo que suma la organización de cursos de reciclaje profesional para facilitar a la población local el acceso a estos puestos de trabajo.

Por otro lado, la empresa minera recuerda la inversión realizada en sendos municipios para que puedan “mejorar sus servicios sociales y promover el turismo”, teniendo como “prioridad a los negocios y a la comunidad local”. A este respecto añaden haber “dotado a ambos pueblos de conexión wifi gratuita”, su “apoyo a la comunidad local y las actividades deportivas”.

Respecto a su actividad minera, Berkeley recuerda que en esta zona “se ha extraído uranio desde hace más de 40 años sin que nunca se hayan producido los efectos vaticinados por los colectivos ecologistas, y nuestra mina está siendo desarrollada según los más altos estándares de seguridad medioambiental”.

Además, señala que este proyecto “cuenta con el firme apoyo de la UE, ya que ofrecerá un suministro seguro a la Comunidad Europea”, reiterando la obtención de “más de 90 permisos e informes favorables que garantizan su viabilidad”.

El Consejero Delegado de Berkeley, Paul Atherley, ha comentado sentirse “muy orgullosos de la inversión que estamos llevando a cabo y los puestos de empleo que estamos creando. Nuestro equipo local está colaborando estrechamente con la comunidad para traer empleo a Salamanca y permitir que los jóvenes puedan quedarse y formar familias en la región”.