Martes, 22 de agosto de 2017

La hora trabajada en España es 8,5 euros más barata que en la media de la zona euro

La contención de costes laborales no se traduce en aumento de la competitividad
Moderación de los costes laborales

Los costes por hora trabajada en España ascienden a 21,3 euros, 4,1 euros menos que en la media de la Unión Europea (UE) y 8,5 menos que en la zona euro, según los últimos datos de costes laborales en la Unión Europea de 2016 publicados por Eurostat y recogidos por UGT. España es la quinta potencia económica en términos de PIB de la eurozona, aunque existen trece países que tienen costes laborales superiores a los españoles, según ha resaltado el sindicato.

En concreto, estos países van desde Noruega a Dinamarca, pasando por Suecia, Francia, Holanda, Alemania o Austria, entre otros. Países que, según la organización sindical, poseen economías "más desarrolladas, productivas y avanzadas en materia de derechos sociales". UGT cree que los datos ponen de manifiesto la "intensa" moderación de costes laborales que ha vivido el país en los últimos años y que ha liberado de márgenes "extraordinarios" a las empresas.

A pesar de que España "se encuentra inmersa ya en una nueva fase de crecimiento de la economía", a las empresas españolas les costó lo mismo una hora de trabajo contratada en 2016 que en 2012. De hecho, España es de los países de toda la UE en los que menos han crecido los costes por hora trabajada desde 2012 (+0,9%). Aunque no es el único, ya que en Italia únicamente han crecido un 0,4% y en Chipre, Grecia y Noruega han descendido desde este año un 6%, un 9,6% y un 11%, respectivamente. No obstante, Noruega, a pesar del descenso, sigue estando entre los países con los costes laborales más elevados de toda la UE.