Miércoles, 21 de febrero de 2018

Huérfano

A un metro de mis pasos, corretea un mirlo pudoroso como un niño que espera en casa a su padre muerto. Lo miro discurrir sobre la luz del parque envuelto en un bol de vainilla. Lo miro y veo en su pico anaranjado la azul fragilidad de mi niñez.