Lunes, 11 de diciembre de 2017

Internet: La mayor librería del mundo  

A través de la red es posible autopublicar libros y consultar información pedagógica como las técnicas de formación profesional

El saber ya no ocupa lugar. Y si bien la frase hecha siempre dijo que no lo ocupaba, lo cierto es que los libros ocupan lugar, y mucho. En la actualidad las largas estanterías repletas de libros se han sustituido por los pendrives con gigas de almacenamiento y los ejemplares pueden descargarse en la red, algunos de ellos gratis, y otros muchos pagando. Existen webs que, inclusive, recogen de forma muy acertada las mejores frases de cada uno de los mismos, como por ejemplo en https://www.recursosdeautoayuda.com/frases y que en algún momento puedan servir como ayuda para personas que necesiten una inspiración, o un halo de esperanza.

 

A través de plataformas online que actúan como librerías, los lectores tienen acceso a las novedades editoriales y a un extensísimo catálogo por el cual resulta muy fácil moverse, como es el caso de libros.plus, un portal diseñado con acierto y con libros catalogados bajo categorías tales como biografías, ensayo, novela y otros.

 

También existe la posibilidad de descargarse de forma gratuita algún capítulo de las principales novedades editoriales, que hoy por hoy, en nuestro país sigue presidiendo el libro Patria del autor Fernando Aramburu. Poder leer un capítulo de forma gratuita, hace que queramos proseguir con la lectura o abandonarla. En libros.plus, además, se puede acceder a descargar libros gratuitos, aunque en cualquier caso es difícil que haya un libro del mercado editorial que esta página web no posea en su catálogo.

 

A vueltas con la crisis económica y el cambio de uso que han tenido los libros con la aplicación de las nuevas tecnologías, a las editoriales les cuesta muchísimo apostar por escritores noveles, de ahí que haya un camino cada vez más válido y es la autoedición; autopublicar mi libro es posible a través de editoriales como Falsaria, que a pesar de ser una editorial de autopublicación distribuye sus libros en grandes superficies, tales como el Corte Inglés o Fnac. La autopublicación, cuando se realiza a través de editoriales de esta envergadura, contará con la corrección del manuscrito, el montaje, la elección de la portada y la llevada a cabo de los términos legales. Un contrato ligará a la editorial con el autor y los dos habrán de divulgarlo y darlo a conocer.

Cursos de reciclaje profesional y frases para el ánimo

 

Para formar parte del mundo laboral es importante reciclar conocimientos, sea cual sea el tipo de trabajo, o para aquellos que todavía no han entrado en el mundo laboral, ya que la realización de cursos específicos les ayudará a tener un buen curriculum. Escoger formación acreditada como Cursos en Salamanca es posible a través de la red, donde hay una gran variedad de ellos, mucho de los cuales van dirigidos a aquellas personas que quieren opositar a trabajos de las administraciones, tales como Instituciones Penitenciarias o Bomberos. Los cursos que ayudan al estudiante a opositar son indispensables, puesto que ante la demanda de trabajadores son muchas las personas que se ponen a estudiar por tal de obtener la plaza vacante y la competencia es alta.

Estudiando o escribiendo es probable que se pasen etapas de desánimo en las que las personas necesitan un empujón que puede llegar de la autoayuda, esta pseudo ciencia que está acaparando las estanterías de las librerías y se venden tan bien entre lectores de todas las edades. En internet es posible encontrar infinidad de frases que en un momento dado nos pueden devolver el ánimo perdido o por las cuales podemos seguir manteniendo el fuego encendido en nuestra relación de pareja.

 

Frases de todo tipo para cualquier situación que se pueden cambiar a antojo para poder ser, también, los más agudos de las redes sociales. Claro que si eres escritor es posible que seas tu quien algún día engroses esta página web con tus acertadas sentencias como una que todavía resuena en Granada y se adjudica al poeta Federico García Lorca: “En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida”.