Domingo, 17 de diciembre de 2017

Caso Valdeón: Variaciones sobre un mismo tema

Las explosivas declaraciones realizadas al suplemento “La Crónica”, del diario “El Mundo” por la ex vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón, han reavivado un conocido elemento de fricción interna en plena resaca de las primarias del PP. Sin mencionar ningún nombre concreto, en su momento Valdeón había acusado a cargos públicos de su propio partido de la filtración a los medios informativos del incidente de tráfico con positivo en alcoholemia que protagonizó en la tarde del pasado 9 de septiembre, de resultas del cual dimitió de sus cargos en la Junta.

Pero, seis meses después, sus acusaciones incluyen nombre y apellidos:Fernando Martínez Maillo, coordinador general del PP (vicesecretario de Organización el día de autos). “El telefoneó personalmente a los medios para dar una versión absolutamente falsa de que iba a 170, a otros les llamó el subdelegado de aquí, que es un hombre suyo”, declaraba Valdeón al citado suplemento. Y además de ello, la ex vicepresidenta implica asimismo a Martínez Maillo en el control de tráfico montado por la Guardia Civil en Morales de Toro: “Allí se juntaron patrullas de cuatro comandancias distintas que acudieron recibiendo órdenes superiores, vía Ministerio del Interior o vía Partido Popular, a través de Maillo”.

Estas últimas afirmaciones motivaron ayer una contundente respuesta por parte de la Delegación del Gobierno, que a través de un comunicado rechazó enérgicamente dicha versión. “Toda la intervención -afirma el comunicado- se hizo cumpliendo los protocolos habituales, sin recibir órdenes de nadie ajeno a su propia estructura de mando, es decir ni del ministerio del Interior ni del Partido Popular”. La Delegación asegura que la Guardia Civil “actuó exactamente igual que lo hubiera hecho con cualquier otro ciudadano”.

Por su parte, Martínez Maillo se ha limitado a decir que el único dato objetivo es que Valdeón fue sancionada tras dar positivo en alcoholemia. Y en so no le falta razón, ya que la ex vicepresidenta de la Junta aceptó, en sentencia de conformidad dictada el pasado mes de diciembre, una multa de 1.800 euros y ocho meses de privación del permiso de conducir. El otro aludido, el subdelegado del Gobierno, Jerónimo García Bermejo, no ha salido al paso de la acusación de Valdeón, quien mantiene su escaño de procuradora por Zamora y ejerce de asesora en la Junta con despacho contiguo al de su sucesor en la vicepresidencia.