Jueves, 27 de julio de 2017
Alba de Tormes al día

El mercadillo semanal cambiará de ubicación cada seis meses

ALBA DE TORMES | De abril a octubre ocupará la explanada de la Basílica Teresiana y volverá a la Plaza del Mercado en abril

El mercadillo semanal volverá a la Plaza del Mercado en octubre

En apenas un mes, el Ayuntamiento de Alba de Tormes trasladará el mercadillo de la Plaza del Mercado a la explanada próxima a la Basílica Teresiana. Una decisión acordada entre el Ayuntamiento y los 33 vendedores que acuden todos los miércoles a la localidad. Con la nueva ubicación, el mercadillo y los vendedores conseguirán mayor visibilidad de cara a los clientes.

Sin embargo, no será un traslado definitivo ya que el emplazamiento del mercadillo será rotativo permaneciendo seis meses en la nueva ubicación y otros seis meses en las calles Zamora, Mercado y Alhóndiga. Según la edil, Elena García, "de abril a octubre el mercadillo semanal ocupará la explanada de la Basílica y de octubre a abril volverá a la actual ubicación". 

La actual ubicación del mercadillo ha generado continuas quejas entre los vecinos debido fundamentalmente a la suciedad que generan los vendedores.

Contrariedad con la nueva ubicación entre el comercio albense

En junio de 2016, este medio de comunicación informaba de la iniciativa de recogida de firmas que comerciantes y hosteleros de Alba de Tormes estaban llevando a cabo a fin de promover el traslado de ubicación del mercadillo, situado en la Plaza del Mercado y que fuese trasladado la Plaza Mayor y calles adyacentes.

Más de sesenta firmas, en su mayoría de negocios,  se sumaron a la iniciativa de pedir al Ayuntamiento de Alba de Tormes el cambio de ubicación del mercadillo. Tras la recogida de firmas, comerciantes y hosteleros se reunieron con el Ayuntamiento para presentar una propuesta formal que el equipo de Gobierno rechazó alegando motivos de seguridad y de espacio para los vendedores.

La solicitud de los comerciantes y hosteleros consistía en trasladar el mercadillo a la Plaza Mayor y zonas adyacentes (Plaza de Cubinos, Sánchez Llevot, Álamo Salazar), buscando así un mayor beneficio para la zona central del municipio. A raíz del rechazo del traslado a la Plaza Mayor, los representantes del Ayuntamiento presentaron a comerciantes y hosteleros otra alternativa; trasladar el mercadillo a la zona de la Basílica, una opción que sale adelante con la aprobación del Ayuntamiento pero no con la del tejido empresarial del centro de la localidad.