Lunes, 18 de diciembre de 2017

El PP defiende elaborar un protocolo de actuación para los supuestos de sustracción internacional de menores

La portavoz de Justicia, María Jesús Moro, señala que el objetivo es “favorecer la información y ofrecer una respuesta más ágil ante los secuestros internacionales de menores”
José Antonio Bermúdez de Castro y María Jesús Moro

La portavoz de Justicia del Grupo Popular, María Jesús Moro, ha defendido este miércoles, mediante una Proposición no de Ley, establecer “un protocolo específico de actuación para los supuestos de sustracción internacional de menores adaptado a los principios y normas que establecen nuestro ordenamiento jurídico y los tratados internacionales en esta materia”.
 
También, ha añadido que “se seguirá impulsando los programas formativos y de reciclaje profesional necesarios para que todos los profesionales implicados en el funcionamiento de nuestro sistema de justicia adquieran o actualicen los niveles de conocimiento necesarios que permitan dar cumplimiento a la normativa vigente en materia de sustracción internacional de menores”.
 
De esta manera, ha apuntado que “se favorecerá la información, la mejor gestión y se ofrecerá una respuesta más ágil y más uniforme en la respuesta ante este tipo de casos”.
 
“Se trata –ha explicado- de la sustracción de menores cuando éstos son trasladados ilícitamente por uno de los progenitores a un país distinto de donde reside habitualmente violando el derecho de custodia atribuido a una persona o una institución y en aquellos casos en que uno de los progenitores se traslada con el menor para residir en otro país como decisión unilateral”.
 
En su intervención durante el debate de esta iniciativa del GPP en el Pleno del Congreso, la portavoz popular ha subrayado que la Fiscalía General del Estado asegura que la concurrencia del elemento transnacional genera el supuesto más grave dentro de la sustracción internacional de menores y que, según datos del Ministerio de Justicia, en 2016 se produjeron 218 casos de este tipo suponiendo un incremento en las cifras de años anteriores.
 
Avances en la protección del menor

Todo ello, a pesar de los avances en la protección del menor que el Gobierno de Mariano Rajoy ha desarrollado. En este sentido, ha destacado la inclusión del interés superior del menor como principio básico de nuestro ordenamiento jurídico, la aplicación preferente del Reglamento 2201/03 y el Convenio de la Haya de 1980.
 
“Hemos avanzado mucho en el marco normativo nacional y en la ratificación de instrumentos internacionales”, ha remarcado María Jesús Moro, por lo que ha afirmado que “no es la escasez de normas, ni su adecuación las que en ocasiones provocan desasosiego ante los casos concretos; sino los niveles de coordinación, la inmediatez en la respuesta, la utilización adecuada de todos los instrumentos, de las normas y sus excepciones, la adecuada interpretación de las circunstancias en el caso concreto, la diversidad de países, culturas, normas y las diferencias de fortaleza en la protección de los menores de los ordenamientos nacionales los que pueden provocar ineficacia”.
 
Por ello, la portavoz del GPP ha considerado que “es necesario favorecer la elaboración de un protocolo que mejore la capacidad de respuesta y el aprovechamiento de todos los instrumentos de los profesionales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Justicia y que fije los criterios de actuación que permitan una menor gestión de recursos humanos y materiales”.
 
De igual manera ya se han establecido otros protocolos de actuación como los fijados en los supuestos de violencia de género y que, como ha concluido María Jesús Moro, “han ayudado mucho a seguir pautas de actuación adecuadas porque han tenido en cuenta las mejores recomendaciones y prácticas planteadas por los expertos”.
 
Finalmente, la portavoz popular ha señalado que “se ha llegado a una enmienda transaccional entre Ciudadanos y el PSOE que complementa la propuesta del protocolo para que se tengan en cuenta las normas especialmente las situaciones de violencia de género a la hora de aplicar  el protocolo y en los programas formativos de los profesionales”.