Jueves, 29 de junio de 2017

La pareja reinante

Tanto hablar de puertas giratorias estxs muchacxs... y pusieron una puerta giratoria en el politburó.

En los últimos artículos he hablado del afán por anatematizar de quienes, en la actualidad, enarbolan con más violencia banderas de “progreso”. Y como hice referencia a un caso mexicano, para compensar, hoy quiero reflexionar sobre algo que, en España, también “marcaba tendencia”: la “renovación” en Podemos…

Sin discutir los méritos de nadie, que me importan poco, en Podemos, desde la tal “renovación” ˗a la que también podemos denominar purga vistalegreña˗, reina una pareja…

Ni Aznar se atrevió a tanto; hombre, tanto hablar de puertas giratorias estxs muchacxs ˗la arroba a la que dediqué un artículo, creo que ya es casta… pero no pura; lo de ahora, tengo entendido, son estas x˗ y pusieron una puerta giratoria en el politburó.

Lo siento mucho, pero nombrar a la pareja respectiva, por muchos méritos que tenga, si se hace desde el poder, me parece cuestionable; y si lo hace quien va repartiendo bulas castenses y sambenitos de pureza izquierdista, me parece de risa loca.

Es el problema de la pureza: si las bulas las repartían los curas, mal; pero si las reparten los profesores universitarios en excedencia, enseguida les sale, por un lado, el niño de la hipoteca… Luego, la fiesta del solsticio… O los penaltis dudosillos… Ay, no, que me voy del tema.

De vuelta al coso podemita, faena de aliño la del que llegó a la Plaza de Toros a cortar orejas, con todo y cabeza, pero del alternante en el cartel… Y ello, para poner a una compañera con todos los méritos…

Claro que la carrera es paralela, claro que son iguales y que a ver por qué no va a poder ella porque él sea el mandamás… Qué malo es el patriarcado…

Claro que sí puede, claro que sí; solo que, si antes no los iba a votar, así, menos; pero quién soy yo para cuestionarlos…

Simplemente, me apetecía evidenciar un poco a este grupo de perdonavidas sin el que Rajoy estaría un poco menos tranquilo.

Me apetecía recordar que, en los albores podemitas, la pareja de entonces pasó de IU a Podemos… Y cayó también “de pie”… Con todos sus méritos, por supuesto.

En este pasar de las lecciones de moral al “y tú más” o al “si lo hago yo no es lo mismo, porque yo soy bueno, o puro, o…”, siempre nos quedará (el) París…

Pues eso; nada, nada, que la portavoz diga misa y el líder siga arengando a las masas… O viceversa.

A mí, desde el principio me pareció que tenían algo de caricatura; después, fui dándome cuenta de que tenían mucho de montaje…

Estas cosas, tan intrascendentes y sin importancia, simplemente me lo confirman.

A mí, que no soy nadie, por supuesto…

Larga vida al rey y la reina, tan puros ellos, tan republicanos ellos…

Evita y Perón.

Juego de tronos.

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)