Jueves, 25 de mayo de 2017

"Solo le ha faltado llamarme corrupto" (Juan Vicente Herrera)

Los bandazos políticos de Ciudadanos, que tan pronto apunta en una dirección como dispara en la contraria, son para desconcertar a cualquiera. Y si no que se lo pregunte a Juan Vicente Herrera.

El mismo partido que facilitó su investidura y que ha salido en auxilio de su gobierno cada vez que lo ha necesitado, de repente arremetió ayer en el pleno de las Cortes de forma inmisericorde contra el presidente de la Junta. Y no sobre ninguna cuestión baladí, sino sobre los casos de corrupción en que se halla envuelto el gobierno de la comunidad.

No hay peor ciego que el que no quiere ver”, comenzó diciendo su portavoz, Luis Fuentes, quien a continuación tiró de hemeroteca para repasar los sonados casos que investiga la fiscalía anticorrupción (trama eólica), los juzgados (Perla Negra), u otros asuntos no menos turbios, como el de algunos alquileres pagados por la empresa pública Excal en el extranjero. “Siguen metiendo la suciedad debajo de las alfombras y las alfombras ya no aguantan más”, dijo Fuentes, a quién además no se le puede atribuir ningún calentón, ya que lleva escritas todas sus intervenciones. “Van arrastrando los pies -afirmó mas adelante- porque les pesan las mochilas cargadas de corrupción”.

“Solo le ha faltado llamarme corrupto e inmoral, ha estado en un tris”, contestó Herrera, que a continuación le preguntó a Fuentes a qué esperaba para acudir a la fiscalía, sin reparar que los principales casos enunciados ya están en manos del ministerio fiscal. El presidente de la Junta, probablemente con razón, dejó caer que la arremetida obedecía al seguimiento de una consigna de la dirección nacional de Ciudadanos, que está que trina con el PP por el incumplimiento de lo pactado en materia de corrupción. La alusión que hizo Fuentes a las lentejas (Maillo dixit) apuntaba ciertamente en esa dirección.

Pero fuera por fas o por nefas, lo cierto es que Ciudadanos cargó ayer sin miramientos contra Juan Vicente Herrera, a quien le siguen creciendo los enanos, y ya no solo dentro de su propio partido. Lo cual no quita para que Fuentes y compañía sigan compadreando como hasta ahora con la Junta, pactando lo que haya que pactar al módico precio de un plato lentejas. Aunque sean con chorizo.