Sábado, 21 de octubre de 2017

Centro de F.P. ‘Hernández Vera’: formación de profesionales y, sobre todo, personas

En la actualidad se imparten los Ciclos Formativos de Grado Medio de ‘Peluquería y Cosmética Capilar’ y de ‘Actividades Comerciales'

La andadura del Centro de Formación Profesional ‘Hernández Vera’ comenzó hace más de tres décadas. En un primer momento se llamó Escuela Femenina de Formación Profesional, un lugar destinado, especialmente, a las mujeres jóvenes más desfavorecidas de la sociedad con problemas familiares y económicos notables, donde pudieran residir y aprender un oficio, moda o peluquería, que les abriera las puertas para conseguir un futuro mejor. Se trataba de una familia donde no solo se les enseñaba la parte académica correspondiente a los estudios que habían elegido, sino también se les inculcaban valores para formarles como personas honestas consigo mismas y con la sociedad.

En la década de los noventa adopta su nombre actual y se lo debe al sacerdote Don Doroteo Hernández Vera, fundador del Instituto Secular Cruzada Evangélica, la institución titular del Centro. Don Doroteo apostó siempre por la Formación Profesional cualificada e integral, animando y apoyando a los jóvenes que elegían esta alternativa. En 1998 tuvo lugar el cambio de la antigua Formación Profesional por lo que hoy conocemos como Ciclos Formativos; se dejó de impartir moda y comenzaron las clases de comercio. A día de hoy se imparten los Ciclos Formativos de Grado Medio de ‘Peluquería y Cosmética Capilar’ y de ‘Actividades Comerciales'.

El Centro de Formación Profesional ‘Hernández Vera’ es un Centro Concertado que se  organiza como Comunidad Educativa pretendiendo crear un ambiente familiar donde los alumnos se sientan perfectamente integrados y procurando la transmisión de valores como el respeto a la dignidad de la persona, el uso de la libertad, el compromiso con la paz y el entusiasmo como forma de afrontar la vida favoreciendo las actitudes de autoestima, seguridad personal, apertura ante nuevos proyectos o iniciativas, deseos de superación y creatividad, procurando mostrar siempre el lado positivo de las cosas, dando importancia a los detalles en las relaciones con los demás y aceptando a cada persona como es.

Desde el Centro se pretende proporcionar una formación individualizada y de calidad, atendiendo a las necesidades propias de cada alumno en la medida de lo posible. Se busca la implicación de toda la comunidad educativa en el desarrollo de esta labor y hay una relación muy estrecha con los sectores empresariales en los que los alumnos van a desarrollar sus prácticas de empresa para que, al finalizar su periodo formativo, puedan encontrar un puesto de trabajo lo más rápidamente posible.

A lo largo de todos estos años, en el ‘Hernández Vera’ no solo se ha tratado de formar profesionales capaces de desempeñar su trabajo con diligencia y responsabilidad, sino también de dar una educación integral donde los valores humanos están en un primer plano.

 

La Formación Profesional: una puerta de futuro

Muchos son los jóvenes que, terminados sus estudios básicos, no saben muy bien qué camino tomar. La opción que le va a dar un futuro cierto más cercano es la Formación Profesional.

El objetivo principal de la Formación Profesional es ofrecer a los alumnos la oportunidad de adquirir una buena formación, ampliar y renovar sus conocimientos, destrezas y habilidades de forma permanente, y poder compatibilizar su formación con su actividad laboral, cumpliendo con las necesidades e intereses personales. Hoy en día, debido al alto nivel de competitividad, a las empresas se les exige una escrupulosa organización del trabajo, una gestión eficaz y profesional, nuevos modelos de gestión de recursos humanos, un clima de trabajo en equipo… Para lograr todo esto es de suma importancia el reciclaje y la formación permanente de los trabajadores para mantener una calidad en el trabajo.

El profesorado de la Formación Profesional tenemos como objetivo despertar y fomentar en nuestros alumnos sus capacidades, teniendo como base la constancia y el esfuerzo diario y a lo largo de toda su vida laboral, que son la clave para lograr el éxito profesional. Una de las piezas fundamentales en este proceso de formación de nuestros alumnos es la formación en centros de trabajo (FCT); primero, porque permite potenciar la parte más dinámica de la Formación Profesional y segundo, porque es el enlace más directo con el mundo laboral. La colaboración con las empresas de esta forma tan activa nos lleva a conseguir resultados muy positivos para el alumno mejorando su cualificación profesional de cara al mundo laboral tan competitivo. Al alumnado se le permite desempeñar las actividades y funciones propias del puesto de trabajo, conocer in situ la organización de la empresa y sus peculiaridades, la atención al cliente, el merchandising, las técnicas de venta y todos los requisitos necesarios para la formación de un verdadero profesional. Con la FCT se finaliza y completa la cualificación profesional de nuestros alumnos pero no hemos de olvidar la parte humana, un aspecto esencial en nuestro Centro Educativo que persigue, como objetivo primordial, formar las mejores personas y los mejores profesionales. Con la FCT se refuerzan los hábitos de comportamiento y el saber estar. Es una realidad que con el desarrollo de este módulo nuestros alumnos tienen la oportunidad de ser valorados en las empresas, lo que en ocasiones les permite iniciarse en ellas con su primer empleo.