Domingo, 25 de junio de 2017

En estancias de luz

Todo lo impregna el oro cálido de la luz en esta estancia. Santifica las cosas que en la pared se muestran: los cazos menestrales, la farola que alumbra a los difuntos, el cinto o la correa de alguna caballería y el cuadro cuya imagen se nos vela. Entra por el balcón hasta la estancia toda la luz del mundo. Y en esa estancia podemos soñar siempre, podemos habitar, como matriz del ser.

Todo lo impregna el oro cálido de la luz en esta estancia. Santifica las cosas que en la pared se muestran: los cazos menestrales, la farola que alumbra a los difuntos, el cinto o la correa de alguna caballería y el cuadro cuya imagen se nos vela. Entra por el balcón hasta la estancia toda la luz del mundo. Y en esa estancia podemos soñar siempre, podemos habitar, como matriz del ser.

José Luis Puerto (Texto) / Rosa Gómez (Fotografía)