Sábado, 25 de marzo de 2017

Donde las Hurdes abrazan a Salamanca

El caudal del Alagón se retuerce y despereza y deambula vigoroso en su cuerpo tatuado con los colores de la primavera, allí donde las Hurdes besan a Salamanca. Como una promesa revelada del cielo en comunión con la tierra. Una alianza sagrada con el hombre. Límite de dos tierras en un tiempo donde estalla la belleza. No es más que un paraíso, un jardín donde los ojos se purifican con la luz y el gozo de tanta armonía. (Jclp)

El caudal del Alagón se retuerce y despereza y deambula vigoroso en su cuerpo tatuado con los colores de la primavera, allí donde las Hurdes besan a Salamanca. Como una promesa revelada del cielo en comunión con la tierra. Una alianza sagrada con el hombre. Límite de dos tierras en un tiempo donde estalla la belleza. No es más que un paraíso, un jardín donde los ojos se purifican con la luz y el gozo de tanta armonía.

(Jclp)

La ‘Mirada’ de SALAMANCArtv AL DÍA viaja en este viernes, de la mano de Manuel Lamas, por la sierra de Francia (El Cabaco, La Alberca o Sotoserrano), incluso se acerca a Riomalo de Abajo, para captar el impresionante Meandro Melero. Lamas no se limita a realizar panorámicas de esos lugares. A veces tenemos lo más hermoso delante y es la propia cercanía la que nos impide contemplarlo. No fue así en el caso de este gran fotógrafo y ha logrado captar imágenes extremadamente bellas que quiere compartir con los lectores. Ha inmortalizado a pescadores en la orilla del río Alagón, abejas polinizando las plantas mientras trasladaban el polen en la corbícula y también a ese labrador que marcha raudo con la azada sobre el hombro; sin olvidar las orillas del río, preñadas de tonalidades o los bosques encendidos de amarillo. Pero, como afirma Manuel Lamas “lo mejor, fue estar allí. Aunque ofrezca las imágenes, todas las conservo, animadas, dentro de mí”.

Ver más imágenes: